Boris Johnson se niega a marcharse pese al aluvión de dimisiones

Numerosos miembros de su Gobierno y el Partido Conservador le han pedido que se vaya
Boris Johnson. NEIL HALL
photo_camera Boris Johnson. NEIL HALL

El primer ministro británico, el conservador Boris Johnson, se niega a dimitir pese a la creciente presión por parte de miembros de su Gabinete y de sus diputados, revelan este miércoles medios británicos. 

El líder tory, que se reunió en la sede del Gobierno en Downing Street –su oficina y despacho oficial– con sus ministros antes de decidir sus próximos pasos, no tiene ninguna intención de renunciar a su cargo y se muestra "absolutamente desafiante", según filtró al canal Sky News una fuente del Ejecutivo.

El primer ministro británico, Boris Johnson, está reunido desde la tarde de este miércoles después de que numerosos miembros de su Gobierno y el Partido Conservador le hayan pedido que se vaya tras las dimisiones en masa entre sus filas.

La BBC informa de que hay dos bandos en Downing Street –su residencia y despacho oficiales–: el de los ministros que quieren que siga al frente del Ejecutivo, entre ellos la titular de Cultura, Nadine Dorries, y otro, más mayoritario, que le pide que dimita.

En este segundo grupo estarían la titular de Interior, Priti Patel; el ministro para Gales, Simon Hart; el de Transporte, Grant Shapps, y Nadhim Zahawi, a quien el líder conservador nombró el martes ministro de Economía en sustitución del dimisionario Rishi Sunak.

También figurarían Michelle Donelan, recién nombrada titular de Sanidad tras la marcha también ayer de Sajid Javid, y la encargada de Comercio internacional, Anne-Marie Trevelyan.

Michael Gove, titular de Cohesión territorial, ya pidió a Johnson horas antes que dejara el cargo, así como el ministro de Empresa, Kwasi Kwarteng, y el responsable de Irlanda del Norte, Brandon Lewis.

Se desconoce el posicionamiento del ministro de Justicia y número dos del Gobierno, Dominic Raab, y de la ministra de Exteriores, Liz Truss, ambos aliados estrechos de Johnson y esta última presuntamente con aspiraciones a sucederlo.

El líder tory está recibiendo uno a uno a los miembros de su gabinete y también se ha visto con el líder del grupo de diputados sin cartera, Graham Brady, que le ha expuesto el malestar en sus filas, según el diario The Sun.