lunes. 18.01.2021 |
El tiempo
lunes. 18.01.2021
El tiempo

La Casa Blanca trata de desmarcarse de los que asaltaron el Capitolio

La portavoz de la Casa Blanca, Kayleigh McEnany. LEIGH VOGEL
La portavoz de la Casa Blanca, Kayleigh McEnany. LEIGH VOGEL
La portavoz Kayleigh McEnany afirma que los asaltantes son lo "opuesto" a la Administración Trump

La portavoz de la Casa Blanca, Kayleigh McEnany, afirmó este jueves que "aquellos que asediaron violentamente" el Capitolio de EE.UU. son lo "opuesto" a todo lo que "defiende" la Administración de Donald Trump.

"Aquellos que asediaron violentamente nuestro Capitolio son lo opuesto a todo lo que esta Administración defiende", dijo McEnany en una breve declaración a la prensa. 
"La violencia que vimos ayer —por el miércoles— en el Capitolio de nuestra nación fue terrible, reprobable y contraria a la manera estadounidense. La condenamos, el presidente y esta Administración, en los términos más enérgicos posibles", indicó McEnanny.

El miércoles cientos de seguidores del presidente saliente de EE.UU., Donald Trump, irrumpieron en el Capitolio durante una sesión conjunta de ambas cámaras, cuando iban a contar los votos del Colegio Electoral y ratificar la victoria del demócrata Joe Biden en los comicios presidenciales del 3 de noviembre. Estos actos violentos se cobraron las vidas de cuatro personas.

Durante la jornada de este miércoles, Trump tuiteó justificando la actitud de sus seguidores y en un momento dado les pidió que fueran "pacíficos", poco antes de que la red social decidiera suspender temporalmente la cuenta.

Además, Trump, que no ha reconocido su derrota en las elecciones, culpó a su vicepresidente, Mike Pence, que presidía la sesión en el Congreso, del caos generado por no haberse otorgado poderes que no le concede la Constitución para revocar la victoria electoral de Biden durante la sesión legislativa. 

McEnany insistió este jueves en que los actos del miércoles "son inaceptables y aquellos que infringieron la ley deberían ser juzgados con el máximo peso de la ley".

"Lo que vimos fue un grupo de alborotadores violentos socavando los derechos de la Primera Enmienda de la Constitución (que garantiza la libertad de reunión) de los miles que vinieron pacíficamente a alzar sus voces en la capital de la nación", indicó.
Subrayó que las personas en el Capitolio "están trabajando para garantizar una transición ordenada del poder".

Tras esos actos violentos, la portavoz de la Casa Blanca hizo un llamamiento a la unión de los estadounidenses. "Ahora es el momento para que EE.UU. se una para rechazar juntos la violencia que hemos visto".

"Somos un pueblo estadounidense, ante Dios", zanjó.

La Casa Blanca trata de desmarcarse de los que asaltaron el Capitolio
Comentarios