Dina Boluarte, primera presidenta de Perú tras el autogolpe fallido de Pedro Castillo

El expresidente ha sido detenido ► Las Fuerzas Armadas le dieron la espalda y las Cortes lo destituyeron
Dina Boluarte saluda tras asumir la presidencia de Perú. PAOLO AGUILAR (Efe)
photo_camera Dina Boluarte saluda tras asumir la presidencia de Perú. PAOLO AGUILAR (Efe)

El ya expresidente de Perú Pedro Castillo fue detenido este miércoles poco después de ser destituido por el Congreso y de ser mayoritariamente acusado de haber intentado perpetrar un golpe de Estado. Castillo tiene ya sucedora: la abogada izquierdista Dina Boluarte ha jurado como primera presidenta de la historia de Perú.

Boluarte, quien era vicepresidenta de Castillo, juró el cargo ante el pleno del Congreso "por Dios, la patria y la Constitución" y dijo que lo asume "de acuerdo con la Constitución Política del Perú, desde este momento y hasta el 28 de julio de 2026", cuando debe cumplir el actual período de Gobierno. Añadió que entre sus compromisos estará "defender" la soberanía nacional y que "cumplirá y hará cumplir" la Constitución y las leyes de su país.

"Antes que política, soy una ciudadana y madre peruana, que tiene pleno conocimiento de la alta responsabilidad que la historia pone en mis hombros", sostuvo antes de afirmar que "se ha producido un intento de golpe de Estado promovido" por Castillo. Invocó, por ese motivo, a "un amplio proceso de diálogo entre todas las fuerzas políticas" nacionales y solicitó una tregua política para poder combatir a la corrupción. 

A la ceremonia, celebrada en el hemiciclo legislativo, acudieron congresistas y otras altas autoridades de los poderes del Estado y de las Fuerzas Armadas, que fueron ovacionados por haber anunciado que respetarían la sucesión constitucional en el país. 

Fotografía cedida por la Oficina de Administración de Justicia que muestra al destituido presidente peruano Pedro Castillo junto a su ex primer ministro Anibal Torres, mientras permanece detenido
Fotografía cedida por la Oficina de Administración de Justicia que muestra a Pedro Castillo (de azul, sentado) junto a su ex primer ministro Anibal Torres, mientras permanece detenido

Castillo, arrestado

"Dando cumplimiento a nuestras facultades y atribuciones descritas en el artículo 5 de D.L (decreto legislativo) n.° 1267 Ley la Policía Nacional del Perú (PNP), efectivos PNP intervienen al expresidente Pedro Castillo", escribió la cuenta oficial de ese cuerpo en su cuenta de Twitter.

Durante cerca de media hora se desconoció el paradero de Castillo, quien a primera hora de la mañana dictó el cierre del Congreso y el nombramiento de un Gobierno de emergencia, una medida que fue tachada por la oposición y varios miembros de su Ejecutivo, entre ellos la vicepresidenta Dina Boluarte, como un golpe de Estado. 

"Rechazamos el quebrantamiento del orden constitucional y exhortamos a la población a respetar la Constitución Política y a mantener la calma. Asimismo, confiar en las instituciones del Estado", escribió la Policía minutos antes de confirmar la detención de Castillo.

Unas horas después, la Fiscalía de la Nación de Perú certificaba el arresto por la presunta comisión del delito de rebelión y quebrantar el orden constitucional, tras el anuncio de este de disolver el Congreso. 

Un pequeño grupo de simpatizantes y detractores del expresidente peruano se enfrentaron frente al centro donde estaba detenido en Lima. Los cuerpos de la Policía Nacional de Perú (PNP) han intervenido con gases lacrimógenos y han detenido a algunos de los manifestantes para liberar la céntrica avenida Alfonso Ugarte. 
 

Disolvió el Congreso e instauró un Gobierno de emergencia

Castillo dictó este miércoles disolver temporalmente el Congreso e instaurar un Gobierno de emergencia nacional, horas antes de que el Parlamento debatiera una moción de vacancia (destitución) en su contra que podría haberle apartado de la jefatura del Estado.

"Se dictan las siguientes medidas: disolver temporalmente el Congreso de la República e instaurar un gobierno de emergencia excepcional", dijo Castillo en un mensaje a la nación que no fue previamente anunciado por su equipo de comunicaciones o en sus redes sociales.

Con un temblor evidente en sus manos, anunció que también dictaba "convocar en el más breve plazo a elecciones para un nuevo congreso con facultades constituyentes para elaborar una nueva Constitución en un plazo no mayor de 9 meses".

Policías en el entorno del Congreso peruano, este miércoles. PAOLO AGUILAR
Policías en el entorno del Congreso peruano, este miércoles. PAOLO AGUILAR

El Congreso lo destituye

El pleno del Congreso de Perú destituyó este miércoles al mandatario del país por "permanente incapacidad moral" con 101 votos a favor de un total de 130, después de que este anunciara la disolución del Legislativo y declarara un Gobierno de emergencia, lo que ha sido calificado como un golpe de Estado por diferentes voces, incluida la vicepresidenta del país.

Denuncian un "autogolpe de Estado"

El canciller peruano, César Landa, denunció este miércoles que el presidente Pedro Castillo había dado "un autogolpe de Estado" e invocó a la comunidad internacional a ayudar al "reencauzamiento democrático en Perú", además de declarar que el mandatario tomó la decisión de disolver el Congreso sin su apoyo.

"En estricto apego a mis convicciones y valores democráticos y constitucionales, he decidido renunciar irrevocablemente al cargo de ministro de Relaciones Exteriores, ante la decisión del presidente Castillo de cerrar el Congreso de la República, violando la Constitución", añadió en otro mensaje publicado en Twitter.

De esa manera, Landa se sumó a la dimisión de otros ministros, como el de Economía, Kurt Burneo, Justicia y Derechos Humanos, Félix Chero, y de Trabajo, Alejandro Salas.

Uno de los primeros ministros en pronunciarse fue Salas, uno de los principales portavoces de Castillo, quien declaró: "Coherente con mis principios y con pleno respeto a la democracia, he presentado mi renuncia al Gabinete Ministerial". 

De manera similar y casi simultánea se expresó Burneo, quien acusó al jefe de Estado de haber "vulnerado el Estado de Derecho", mientras que Chero justificó su renuncia en respeto "a la institucionalidad democrática" del país. 

Cierran las puertas del principal cuartel del Ejército en Lima 

El Comando Conjunto de las Fuerzas Armadas y la Policía Nacional emitió un comunicado en el que dicen ser "respetuosas del orden constitucional" establecido en el artículo 134 de la Constitución Política del Perú.  "Cualquier acto contrario al orden constitucional establecido constituye una infracción a la Constitución y genera el no acatamiento por parte de las Fuerzas Armadas y Policía Nacional del Perú", indican, antes de pedir "calma" a la población.

Las puertas del cuartel Rafael Hoyos Rubio, en el distrito limeño del Rímac, donde se encuentra la División Blindada del Ejército peruano, fueron cerradas este miércoles poco después de que el presidente Pedro Castillo anunciara la disolución del Parlamento y la conformación de un "gobierno de emergencia" en el país.

Imágenes del Canal N de televisión mostraron que las grandes rejas eran cerradas por efectivos militares, sin que se reporte otro movimiento afuera o dentro del cuartel, que en la historia del país ha sido crucial para las asonadas golpistas porque en él se encuentran los tanques y blindados del país.