Los contagios de la viruela del mono aumentaron un 20%

Los casos acumulados superan los 35.000 y la enfermedad ahora está presente en 92 países ► La OMS advierte: "La vacuna contra la viruela del mono no es la panacea, no va a resolverlo todo"
Una enfermera vacuna a un varón de la viruela del mono en Países Bajos. LEX VAN LIESHOUT (Efe)
photo_camera Una enfermera vacuna a un varón de la viruela del mono en Países Bajos. LEX VAN LIESHOUT (Efe)

Los contagios de la viruela del mono aumentaron un 20% la semana pasada, sumando 7.500 nuevos casos y siguiendo la misma tendencia al alza que la semana anterior, informó este miércoles la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Los casos acumulados superan los 35.000 y la enfermedad -que hasta hace escasos meses se veía solo en regiones endémicas de Africa- ahora está presente en 92 países y ha provocado un total de doce muertes desde que se declaró el actual brote.

La viruela del mono está circulando casi exclusivamente en Europa y en América, y casi todos los casos siguen siendo de hombres que tienen sexo con otros hombres, pero los expertos de la OMS han advertido de la importancia de proteger del virus a todas las personas que vivan en el mismo domicilio del enfermo.

La OMS dijo que también que ha sido informada del caso de un perro que contrajo la viruela del mono, el primero que se conoce de una transmisión del ser humano a un animal.

Señaló que no se trata de una situación "inesperada" porque las mascotas viven en un entorno cerrado y tienen proximidad con el infectado, como el resto de miembros de la familia.

El director de Emergencias Sanitarias de la OMS, Mike Ryan, consideró que el riesgo en esta situación no tiene que ver con un único animal infectado, sino de la posibilidad de que el virus se instale en una nueva especie y pueda evolucionar en ella, lo que podría cambiar la manera en la que actúa o la respuesta inmunitaria que provoca.

Hay varias formas de protegerse en el ámbito familiar: aislar al enfermo, mantener una buena higiene y manipular con cuidado los desechos

"No debemos permitir que el virus se establezca en otra población animal, hay que tomar todas las precauciones", indicó el especialista en una rueda de prensa.

En la misma comparecencia, la experta de la OMS en la viruela del mono, Rosamund Lewis, enfatizó que hay varias formas de protegerse en el ámbito familiar: aislando al enfermo, manteniendo una buena higiene y manipulando con cuidado los desechos.

La vacuna es otra opción, pero actualmente la demanda supera ampliamente la oferta, que por ahora está en gran parte en manos de la farmacéutica danesa Bavarian Nordic, que ya ha cerrado acuerdos para la venta de una buena parte de su producción a Estados Unidos.

El director general de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus, reconoció que hay preocupación en la organización por el riesgo de una nueva situación de acceso desigual a las vacunas, en las que los más pobres serían dejados de lado, como ocurrió durante la pandemia de la covid-19.

La OMS se encuentra en contacto con Bavarian Nordic, con la que discute opciones como la transferencia de tecnología o que autorice que otros laboratorios produzcan su vacuna, cuya exclusividad está protegida mediante patentes.

Rosamund Lewis: "La vacuna contra la viruela del mono no es la panacea, no va a resolverlo todo"

La vacuna, sin embargo, "no es una solución mágica" al brote de viruela del mono porque todavía no hay datos concluyentes sobre su efectividad. "No tenemos información sobre la eficiencia o eficacia de la vacuna. Tenemos unos pocos estudios de los años 80, cuando ya se decía que las vacunas de la varicela podían proteger hasta en un 80 por ciento de la viruela del mono. Pero esto es toda la información que tenemos", asegura. 

En este sentido, insiste en que no se espera una prevención del 100 por ciento con la inyección. "Vemos casos nuevos que nos muestran que la solución no es únicamente la vacuna", asevera. "Hay que esperar hasta que se produzca la máxima respuesta inmunitaria, pero no sabemos cuándo será el efecto definitivo", añade. 

Por ello, para disminuir el riesgo ha instado a "reducir el número de parejas sexuales" y ha recordado que, cuando se administra la vacuna, es necesario esperar a que esta produzca su efecto inmunitario, que no es inmediato.