Elecciones en Italia | La victoria de la ultraderecha sacude Europa

Giorgia Meloni se perfila como la primera mujer al frente de un Gobierno en Italia como líder de la coalición de derechas formada por Hermanos de Italia (FdI), Liga y Forza Italia (FI)
Giorgia Meloni, líder de Hermanos de Italia. MASSIMO PERCOSSI
photo_camera Giorgia Meloni, líder de Hermanos de Italia. MASSIMO PERCOSSI

La coalición de derechas formada por Hermanos de Italia (FdI), Liga y Forza Italia (FI) ganaría las elecciones generales que se celebraron este domingo al obtener un 42,2 % de los votos en el Senado, frente al 26,14 obtenido por la alianza progresista, según la primera proyección difundidas por la televisión pública RAI.

FdL, la formación de Giorgia Meloni, es el partido más votado con un 24,6 %, según las proyecciones basadas en un 10 por ciento de los votos escrutados tras el cierre de los colegios electorales a las 23.00 horas (21.00 GMT), por lo que todo indica que será ella la primera mujer en gobernar Italia. La Liga quedaría en un 8,5 % y Forza Italia en un 8 %, en los peores resultados de su historia.

Mientras que el Partido Demócrata (PD), de Enrico Letta, queda en un 19,4 %, por debajo del 20 % que esperaba, y el Movimiento 5 Estrellas (M5S) se convierte en el tercer partido del país con el 16,5%, mientras los centristas de Acción e Italia Viva llegan al 7,3 %.

Berlusconi y Meloni. OLIVER WEIKEN
Berlusconi y Meloni. OLIVER WEIKEN

Estas proyecciones confirman los sondeos a pie de urna divulgados al cierre de los colegios, a las 23.00 horas locales (21.00 GMT), según los cuales la derecha obtendría la mayoría absoluta en las dos Cámaras.

En la Cámara de Diputados sumaría entre 227 y 257, mientras que el Senado lograría entre 111 y 131 y se quedaría muy cerca de llegar a una mayoría de dos tercios, con 267 y 134 escaños, respectivamente.

"Con estos números podemos gobernar", dijo el diputado Fabio Rampelli en el hotel Parco dei Principi, donde se ha reunido la dirección de FdI y de la coalición en Roma, nada más conocer las primeras encuestas, aunque no es fácil todavía saber cómo quedarán finalmente los resultados.

El líder de Liga, el soberanista Matteo Salvini, celebró la ventaja de su coalición tanto en el Senado como en la Cámara, aunque su partido se desplomó hasta el 8,5 %, muy lejos del 17 % obtenido en las pasadas generales, en 2018.

El fantasma de la abstención

El fantasma de la abstención, que rondaba desde que se publicaron las últimas encuestas hace 15 días, como marca la ley, cuando se cifró en un posible 40%, acabó por hacer finalmente su aparición, con un porcentaje cercano al 36 %, que se convierte en el más alto de la historia de las elecciones generales en italia.

Hasta ahora ese dudoso honor recaía en los últimos comicios, en 2018, cuando fue del 27%, en una subida constante en la última década, pues en los de 2006 la abstención se limitó al 17 %.

El primer dato de afluencia a las urnas, a las 12.00 horas (10.00 GMT), fue del 19,21 %, un dato muy similar al 19,43 % registrado a la misma hora en 2018, pero aumentó en la segunda comunicación del Ministerio de Interior, a las 17.00 (15.00 GMT) cuando se pasó al 51,16 % frente al 58,40 % de hace cuatro años.

Según los primeros análisis, la afluencia desciende en todo el país, pero sobre todo en el sur donde en ciudades como Nápoles bajó hasta en 10 puntos.

Las imágenes del día: largas colas

"Nunca había visto colas para votar en Italia, que bien", dijo el líder de Fi, Silvio Berlusconi, que protagonizó una de las imágenes del día cuando esperaba su turno para meter la papeleta en la urna junto con su pareja y diputada del partido, Marta Fascina, mientras se daban un beso. Después, al preguntarle mientras salía del colegio electoral, si cantaría el Bella Ciao, la canción de los partisanos italianos, aseguró: "no, es una canción de izquierdas".

Aunque, sin duda, ha sido Meloni la que acaparado el mayor interés de fotógrafos y periodistas, hasta el punto de que decidió posponer su votación desde la mañana a la noche para evitar molestias a los otros electores.

Pero mientras tanto dejaba a todos entre atónitos y divertidos con un video colgado en sus redes sociales en el que aparecía con dos melones a la altura de su pecho para jugar con su apellido (el plural de melón). Y sonriendo a la cámara y guiñando un ojo afirmaba: "25 de septiembre. He dicho todo".