El Estado Islámico difunde una imagen de los cuatro presuntos responsables del atentado en Rusia

La agencia Amaq, principal canal propagandístico de la organización, celebró el sangriento ataque e informó de que los asaltantes emplearon ametralladoras, una pistola, bombas incendiarias y cuchillos que se utilizaron para "degollar" a algunas de las víctimas
La imagen difundida de los supuestos cuatro participantes en la masacre en Moscú. AMAQ NEWS AGENCY
photo_camera La imagen difundida de los supuestos cuatro participantes en la masacre en Moscú. AMAQ NEWS AGENCY

El grupo terrorista Estado Islámico (EI) difundió este sábado una imagen de los cuatro presuntos responsables del atentado del viernes contra una sala de conciertos a las afueras de Moscú, donde de acuerdo con las autoridades rusas murieron al menos 133 personas.

La imagen fue difundida por la agencia Amaq, el principal canal propagandístico de la organización, y en ella aparecen cuatro personas con media cara tapada, gorra y los ojos pixelados delante de una gran bandera del Estado Islámico.

De acuerdo con Amaq, tres de estos supuestos terroristas "comenzaron a disparar contra la multitud" en la sala de conciertos Crocus City Hall de la ciudad de Krasnogorsk, mientras que el cuarto le prendió fuego a la instalación "utilizando bombas incendiarias que habían sido preparadas de antemano para este propósito".

La fuente apuntó que durante el atentado se emplearon ametralladoras, una pistola, bombas incendiarias y cuchillos que se utilizaron para "degollar a varios dentro de la sala y en los pasillos", mientras que indicó que los supuestos yihadistas apuntaron a la cabeza de los asistentes al evento.

Asimismo, Amaq celebró que el atentado resultara en "un número infinito de víctimas" y cifró en 300 el número de muertos y heridos, al tiempo que indicó que el atentado fue efectuado "en el contexto normal de guerra entre el Estado Islámico y los países que luchan contra el islam".

Según los investigadores rusos, la causa de la muerte de los asistentes al concierto en el que se produjo la tragedia son heridas de bala y la asfixia por el humo del incendio provocado por los atacantes.

Por su parte, el presidente de Rusia, Vladímir Putin, condenó este sábado el "bárbaro" atentado terrorista y clamó venganza contra los que encargaron dicho ataque y, aunque no especuló sobre los autores intelectuales del atentado, sí mencionó que los cuatro detenidos intentaron huir a través de la frontera ucraniana.