El expresidente de Perú Pedro Castillo pide asilo a México

La Justicia ordena siete días de detención preliminar del exmandatario tras su fallido autogolpe
Fotografía cedida por la Oficina de Administración de Justicia que muestra al destituido presidente peruano Pedro Castillo junto a su ex primer ministro Anibal Torres, mientras permanece detenido
photo_camera Fotografía cedida por la Oficina de Administración de Justicia que muestra al destituido presidente peruano Pedro Castillo junto a su ex primer ministro Anibal Torres, mientras permanecía detenido este miércoles. EP

El expresidente de Perú Pedro Castillo ratificó este jueves ante el embajador de México en el país andino, Pablo Monroy, la solicitud de asilo al Gobierno mexicano. Así lo manifestó el canciller mexicano, Marcelo Ebrard, en un mensaje en su cuenta de Twitter, en el que añadió que México ha iniciado las consultas ante las autoridades peruanas para realizar los trámites de asilo. 

"El Embajador Pablo Monroy me reporta desde Lima que pudo entrevistarse a las 13.20 horas (17.20 GMT) con Pedro Castillo en el Centro Penitenciario. Lo encontró bien físicamente y en compañía de su abogado", escribió Ebrard. "Hemos procedido a iniciar consultas ante las autoridades peruanas. Les mantendré informados", prosiguió. 

Pedro Castillo anunció el pasado miércoles la disolución del Congreso y la instauración de un Gobierno de emergencia nacional, lo que se interpretó ampliamente como un golpe de Estado, por lo que los diputados lo destituyeron. Posteriormente fue detenido y trasladado a un penal de Lima. La que era su vicepresidenta, Dina Boluarte, asumió este miércoles la presidencia del país. 

Castillo está investigado por la presunta comisión de un delito de rebelión

Ebrard adjuntó en su mensaje la carta remitida por el abogado de Castillo al presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, en la que solicitó asilo para el exmandatario peruano "frente a la persecución infundada de órganos de justicia que han tomado un carácter político". "Habiendo creado esos órganos un clima de indefensión extrema y de persecución puramente política de todo aquel que piensa diferente al grupo oligárquico que impera sobre todas las instituciones del país", continuó. Además, remarcó que Castillo está en "grave riesgo". 

Siete días de detención preliminar

Este mismo jueves, el juez supremo peruano Juan Carlos Checkley ordenó siete días de detención preliminar para el expresidente Pedro Castillo, investigado por la presunta comisión de un delito de rebelión, tras anunciar el cierre del Parlamento y la instauración de un gobierno de emergencia.

Checkley evaluó en una audiencia virtual el requerimiento fiscal que solicitaba esta medida contra el exmandatario, quien desde este miércoles se encuentra retenido en un penal de Lima, el mismo donde el expresidente Alberto Fujimori (1990-2000) cumple una condena de 25 de cárcel. 

En la resolución, compartida por el Poder Judicial, el juez también declara la "legalidad de la detención" de Castillo y establece que el plazo de detención judicial "estará vigente del 7 al 13 de diciembre".

El fiscal destacó la "alta probabilidad de fuga" del expresidente

Durante la audiencia, el fiscal adjunto supremo Marco Huamán aseguró que "queda evidente la alta probabilidad de fuga" del expresidente, tras mencionar la intención de Castillo de dirigirse a la Embajada de México para pedir asilo, algo confirmado por el presidente de ese país, Andrés Manuel López Obrador. 

Huamán indicó que la detención del exjefe de Estado es "necesaria" para asegurar los actos de investigación y acusó a Castillo de haber pretendido cambiar el modelo de Estado de derecho establecido en la Constitución, de manera ilegal y dolosa. 

En la audiencia también participó virtualmente Castillo, quien estaba acompañado de su abogado Víctor Pérez y de su ex primer ministro Aníbal Torres, quien también ejerce su defensa.