sábado. 25.09.2021 |
El tiempo
sábado. 25.09.2021
El tiempo

El fiscal tiene "pruebas concretas" de que Madeleine fue asesinada en Portugal

Una foto de la niña Madeleine. AEP
Una foto de la niña Madeleine. AEP
Hans Christian Wolters asegura que el cuerpo de la pequeña nunca salió del país luso y estrecha el cerco sobre el principal sospechoso del caso, Christian Brueckner

El fiscal del caso de la desaparición de la niña británica Madeleine McCann, Hans Christian Wolters, ha asegurado tener "pruebas concretas" de que la pequeña, que ahora tendría 18 años, fue asesinada en Portugal, donde todavía se encuentra su cuerpo.

Según una exclusiva del diario The Mirror, el fiscal descarta la teoría inicial de que el principal sospechoso del crimen, Christian Brueckner, habría trasladado a la pequeña desde Praia da Luz, donde desapareció hace 14 años, hasta Alemania. De esta manera, la hipótesis en la que trabajan actualmente los investigadores alemanes apuntan a que Brueckner mató y ocultó el cuerpo de la menor después de haberla secuestrado de la habitación en la que dormía en el apartamento alquilado por sus padres.

"La mataron en Portugal", sentenció el fiscal Hans Christian Wolters, quien asegura ser "optimista" de cara a "resolver el caso pronto".

Brueckner cumple una condena de siete años desde 2019 por violar a una septuagenaria estadounidense en el año 2005. El hombre se convirtió en el principal sospechoso de la desaparición de Madeleine tras ser señalado por un testigo por jactarse de saber lo que había pasado con la pequeña. Además, su teléfono móvil demostró que se encontraba a pocos metros de donde estaba la niña y su familia a la hora en la que se cifró el rapto.

HECHOS. Maddie, como se conoce a Madeleine, desapareció en la noche del 3 de mayo de 2007 de un complejo turístico de Praia da Luz, en el Algarve (sur de Portugal), mientras sus padres cenaban con unos amigos en un restaurante cercano.

El caso conmocionó a Europa, mientras los padres –investigados asimismo durante un tiempo como presuntos culpables– iniciaron una búsqueda incansable de su hija, convencidos de que puede seguir viva. En los últimos tiempos han llegado a difundir imágenes de su hija con el que podría ser su aspecto actual, como una joven de 18 años.

La investigación en torno a Maddie ha desembocado hasta ahora en más de 2.000 diligencias policiales, 500 búsquedas en la zona y 12.000 páginas de proceso que sin embargo no han conseguido por el momento arrojar luz sobre el destino de la niña.

El fiscal tiene "pruebas concretas" de que Madeleine fue asesinada...
ç