Francia, Italia y Alemania apoyan en Kiev la candidatura de Ucrania a la UE

Macron, Draghi y Scholz anuncian nuevos envíos de armas y aseguran que estarán con el país "hasta la victoria"
Volodimir Zelenski, seguido de Klaus Iohannis, Emmanuel Macron, Olaf Scholz y Mario Draghi en Kiev. EFE
photo_camera Volodimir Zelenski, seguido de Klaus Iohannis, Emmanuel Macron, Olaf Scholz y Mario Draghi en Kiev. EFE

Los jefes de Gobierno de Alemania, Francia, Italia y Rumanía anunciaron este jueves su apoyo a que Ucrania reciba el estatus de país candidato a integrarse en la UE, en una visita conjunta a Kiev inédita desde la invasión rusa que arrancó el pasado 24 de febrero.

Tras reunirse con el presidente ucraniano, Volodimir Zelenski, los cuatro precisaron que favorecen que Ucrania obtenga de inmediato este estatus, en vísperas de que el Consejo Europeo (CE) trate esta cuestión en Bruselas. "Europa está de vuestro lado, y lo estará todo el tiempo que haga falta hasta la victoria", proclamó el presidente francés, Emmanuel Macron, en una rueda de prensa.

El canciller alemán, Olaf Scholz, recordó que la decisión de aceptar a Ucrania como candidata requiere el consenso de los Veintisiete y añadió que Alemania respalda una "decisión positiva", también para la República de Moldavia, e instó a acelerar el proceso de ampliación en los Balcanes.

El primer ministro italiano, Mario Draghi, indicó por su parte que esta vía deberá ver "reformas profundas" en la sociedad ucraniana, que sin embargo, según dijo "defiende cada día los valores de la democracia y la libertad en que se basa el proyecto europeo".

Los líderes europeos quieren dar con su viaje a la capital ucraniana "un mensaje de unidad europea a la población"

Zelenski reiteró que su país ha elegido el camino de la integración en Europa, vía cuya "corrección" está "históricamente comprobada", e indicó que Kiev aspira a ser un "socio de fiar" y llegue a miembro de pleno derecho de la UE.

Los cinco jefes de Gobierno también trataron la cuestión del suministro de armas para reforzar las capacidades de defensa de las fuerzas ucranianas y Zelenski aprovechó la ocasión para pedir una vez más apoyo urgente. La situación es "muy inestable" en las regiones del país afectadas por la ofensiva rusa y cada envío "salva vidas humanas", aseguró. Agregó que Rusia ataca "guarderías y escuelas" e hizo referencia al gran número de soldados y civiles abatidos hasta la fecha, un motivo por el que Ucrania necesita "sistemas antiaéreos eficientes".

En respuesta a su llamamiento, Macron anunció el envío de seis cañones pesados autopropulsados tipo Caesar, mientras que Scholz, blanco de numerosas críticas por la lentitud del apoyo militar alemán, dijo que ha aprobado el suministro de radares Cobra que ayuden a defender ciudades contra ataques aéreos. Además, indicó que Alemania ha llegado a un acuerdo con EE UU y con Reino Unido para proporcionar a Kiev lanzacohetes múltiples.

ACUERDO DE PAZ. En vísperas de la visita de los líderes europeos se especuló con que pretendiesen presionar a Zelenski para aceptar compromisos de cara a un eventual acuerdo de paz con Rusia, extremo que negaron. Scholz subrayó que no puede haber una "paz impuesta" y que deben ser "el Gobierno, el Parlamento y el pueblo de Ucrania" quienes decidan lo que es aceptable para alcanzar la paz. Draghi ahondó en la misma idea y señaló que una solución diplomática no puede prescindir de la "voluntad" de Kiev, sin la cual no es posible una paz "justa".

En este sentido Zelenski aseguró que Rusia no está dispuesta a abandonar su "curso de confrontación" y que para retomar las conversaciones estancadas, Ucrania está a la espera de "propuestas" y "acciones reales" de Moscú. Recordó que incluso la presencia de los líderes europeos no disuadió a Rusia de amenazar ayer la capital ucraniana, donde sonaron dos veces las alarmas antiáreas.

Países Bajos evita que un espía ruso se infiltre como becario en la CPI
Los servicios de inteligencia de Países Bajos (AIVD) aseguraron este jueves haber impedido que un espía ruso, que usaba una identidad brasileña falsa, se infiltrara como becario en la Corte Penal Internacional (CPI), cuya Fiscalía está investigando los presuntos crímenes de guerra en Ucrania.

Según el AIVD, la persona en cuestión trabaja para el servicio de inteligencia ruso, pero usó una identidad falsa brasileña para viajar de Brasil a Países Bajos, donde está la sede de la CPI, uno de los tribunales internacionales situados en La Haya y cuyo fiscal recopila pruebas de los crímenes de guerra en Ucrania.

Los servicios de inteligencia neerlandeses consideraron al espía ruso una "amenaza para la seguridad nacional" y le negaron la entrada a Países Bajos en abril, enviándolo de vuelta a Brasil desde Ámsterdam.

El fiscal de la CPI, Karim Khan, está recopilando pruebas de los presuntos crímenes de guerra en Ucrania, pero también está investigando los que tuvieron lugar durante la guerra rusa en Georgia en 2008, lo que hace que "el acceso encubierto a la información de la CPI sería muy valioso" para Rusia.

El espía tenía previsto iniciar una pasantía en la CPI, lo que le daría acceso al edificio y los sistemas del tribunal internacional. "Si el oficial de inteligencia hubiera logrado acceder como becario a la CPI, habría podido recopilar inteligencia y buscar (o reclutar) fuentes, y disponer el acceso a los sistemas digitales de la CPI", señaló el AIVD. Con esto, añadió, podría haber influido en los procedimientos penales de la CPI.