lunes. 06.07.2020 |
El tiempo
lunes. 06.07.2020
El tiempo

Haití refuerza los controles para evitar los secuestros de niños

Las desapariciones de menores que se han registrado en los últimos días en Haití ha obligado a reforzar los controles en hospitales, orfanatos y en el aeropuerto de Puerto Príncipe para evitar que los niños sin documentación salgan del país, según informó Unicef.

La situación de los niños tras el terremoto que afectó a Haití el pasado 12 de enero es uno de los principales problemas a los que se enfrenta el país caribeño en su intento de recuperación. Por ello, la portavoz de la organización, Veronique Taveau, anunció que estas nuevas medidas de control suplementarias también han sido adoptadas en el frontera con la República Dominicana, ya que "un automóvil podría cruzar la frontera llevando a un niño en su maletero", apuntó.

La decisión fue tomada tras recibir "testimonios sobre menores que habrían desaparecido" de diferentes hospitales de Puerto Príncipe -el día 22 Unicef ya denunció el rapto de 15 niños-, aunque no pudo precisar de cuántas denuncias se tratan. Asimismo, señaló que no hay indicios suficientes que permitan determinar si se trata de casos aislados o de secuestros organizados.

Colaboración de la Unión Europea
Ante la precaria situación que viven los menores tras el seísmo, la Unión Europea ya ofreció hace unos días su colaboración a Unicef para tratar de acelerar las adopciones de niños haitianos que han perdido a toda su familia tras la catástrofe. El número de menores huérfanos es cada vez mayor, por lo que hospitales y centros de acogida se han visto desbordados.

Por su parte, la portavoz de la Oficina de Ayuda Humanitaria de Naciones Unidas (OCHA), Elisabeth Byrs, aseguró que la coordinación internacional comienza a funcionar de manera eficaz, aunque las necesidades todavía son "enormes". Así, comenzó a funcionar en Haití el centro de operaciones conjuntas que reúne a agencias humanitarias de la ONU, a su fuerza de estabilización del país y a los militares de Canadá y Estados Unidos.

No obstante, las instalaciones portuarias de Puerto Príncipe funcionan sólo al 40 por ciento de su capacidad y permanentemente hay entre 800 y 1.000 aviones a la espera de poder aterrizar en la ciudad, en vista de que la prioridad la tienen las naves que transportan material de ayuda. Además, Byrs indicó que urgen 200.000 carpas de tamaño familiar para albergar al más de un millón de desplazados por el seismo. De momento, sólo 40.000 se encuentran en el país o están en camino.

Alimentos sólo para 100000 damnificados
Frente a la petición del presidente de Haití, René Preval, de 36 millones de raciones de comida para satisfacer las necesidades de 1,5 millones de personas durante 15 días, el Programa Mundial de Alimentos (PMA) indicó que sólo puede atender por ahora a 100.000 damnificados por día.

Otro de los problemas que afectan ahora al país caribeño es el flujo de desplazados hacia zonas rurales que, aunque están disminuyendo, son ya 235.000 las personas que han tomado esa vía.

En cuanto a los principales carencias sanitarias, la Organización Mundial de la Salud (OMS) informó que se necesita personal e instalaciones especializadas en amputaciones, intervención que se realiza entre 30 y 100 veces al día. Además, los haitianos enfermos de sida -unos 120.000 casos diagnosticados en la isla- necesitan reanudar el tratamiento que recibían antes del terremoto.

Haití refuerza los controles para evitar los secuestros de niños
Comentarios