viernes. 16.04.2021 |
El tiempo
viernes. 16.04.2021
El tiempo

Human Rights: Marruecos tortura a quien defiende la independencia del Sáhara

sahara_dereitoshumanos_dentro.jpg
sahara_dereitoshumanos_dentro.jpg

Marruecos ha avanzado en derechos humanos. Aún así, "sus fuerzas de seguridad detienen arbitrariamente a manifestantes y presuntos activistas saharauis, a los que golpean, torturan y obligan a firmar confesiones policiales incriminatorias, todo ello con virtual impunidad".

Es el lamentable panorama que describe el último informe presentado este viernes por Human Rights Watch, sobre la situación de los derechos humanos en el Sáhara Occidental, el territorio al oeste de Marruecos que reclama su independencia.

El Frente Polisario también margina
Pero el colectivo pro derechos humanos tiene para todos. En el mismo estudio, también denuncia el férreo control que el Frente Polisario ejerce sobre los habitantes de los campos de refugiados en Argelia, y reclamó la libertad de movimientos para quienes desean regresar al territorio controlado por Marruecos.

El Polisario (Por la Liberación del Sahara y del Río de Oro) es el partido que lucha por la conversión de la ex colonia española en un Estado independiente.

En realidad, el informe investiga exclusivamente la situación de los derechos a la libertad de expresión, asamblea y asociación tanto en el Sáhara Occidental, que Marruecos considera parte de su territorio, y en los campos de refugiados de Tinduf (Argelia) que gestiona el Frente Polisario.

Marruecos reprime los derechos
En el primer caso, HRW concluye que "las autoridades marroquíes reprimen habitualmente" estos derechos "mediante leyes que penalizan las amenazas contra la integridad territorial de Marruecos, detenciones arbitrarias, procesos judiciales injustos, restricciones de asociaciones y asambleas, violencia y hostigamiento policial que quedan sin castigo".

Por el otro lado, en los campos de Tinduf gestionados por el Frente Polisario, el informe se centra en la libertad de expresión y movimiento y concluye que la organización independentista saharaui "margina a los que se oponen a su liderazgo, aunque no los encarcela".

Permite la crítica de los residentes en estos campos y les permite que los abandonen a través de Mauritania, pero habla de "vulnerabilidad" de esos derechos "debido a la situación de aislamiento y falta de observación periódica de la situación de los derechos humanos sobre el terreno" y la "falta de supervisión" de las autoridades argelinas.

Human Rights: Marruecos tortura a quien defiende la independencia...
Comentarios
ç