Un iceberg que es trece veces el municipio de Pontevedra, a la deriva en la Antártida

El glaciólogo Dominic Hodgson asegura que forma parte del "comportamiento natural de la plataforma de hielo Brunt". "No está relacionado con el cambio climático", defiende
La plataforma, antes y después de desprenderse. ESA
photo_camera La plataforma, antes y después de desprenderse. ESA

Un enorme iceberg de 1.550 kilómetros cuadrados, que multiplica por cinco el tamaño del municipio de Lugo, se desprendió de la plataforma de hielo Brunt, de 150 metros de espesor, en la Antártida Occidental.

Se desprendió después de que las grietas que se han ido desarrollando de forma natural en los últimos años se extendieran por toda la plataforma de hielo, provocando que el nuevo iceberg se desprendiera. Esto ocurrió el domingo 22 de enero entre las 19.00 y las 20.00 UTC durante una marea viva. 

El iceberg se desprendió cuando la grieta conocida como Chasm-1 se extendió por completo a través de la plataforma de hielo. Este desprendimiento es el segundo que se produce en esta zona en los dos últimos años y tiene lugar una década después de que los científicos del British Antarctic Survey (BAS) detectaran por primera vez el crecimiento de grandes grietas en el hielo. 

En la plataforma de hielo Brunt se encuentra la estación de investigación Halley del BAS. Los glaciólogos del BAS, que han estado observando el comportamiento de la plataforma de hielo, afirman que la zona de la plataforma de hielo en la que se encuentra la estación de investigación no se ha visto afectada por los recientes desprendimientos. 

La estructura glaciológica de la plataforma de hielo Brunt es compleja, y el impacto de los eventos de parto es impredecible. En 2016, el BAS tomó la precaución de reubicar la estación de investigación Halley 23 km tierra adentro de Chasm-1 después de que comenzara a ensancharse. 

Desde 2017, el personal se ha desplegado en la estación solo durante el verano antártico (entre noviembre y marzo). Actualmente, 21 miembros del personal están en la estación trabajando para mantener los suministros de energía y las instalaciones que mantienen los experimentos científicos operando de forma remota durante el invierno. Su trabajo continuará hasta que sean recogidos por un avión alrededor del 6 de febrero. 

El profesor Dominic Hodgson, glaciólogo de Bas, declaró en un comunicado: "Se esperaba este evento de desprendimiento y es parte del comportamiento natural de la plataforma de hielo Brunt. No está relacionado con el cambio climático. Nuestros equipos científicos y operativos continúan monitoreando la plataforma de hielo en tiempo real para garantizar que sea segura y para mantener la entrega de la ciencia que llevamos a cabo en Halley".