Investigan dos casos más en los que estaría implicado Netanyahu

Ya hay otras dos investigaciones en marcha sobre el primer ministro israelí
Benjamín Netanyahu
photo_camera Benjamín Netanyahu

La Policía realiza otras dos investigaciones en las que estaría involucrado el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, sobre casos diferentes a los dos ya en marcha por sospechas de corrupción, informó este martes la radio israelí.

El medio se hizo eco de una información difundida anoche por el Canal 10 del país, el cual asegura que existen otras dos vías de investigación: el denominado Caso 3000, vinculado a la compra de unos submarinos a Alemania, y el 4000, del que se desconocen más datos. Según la radio, la mayor parte de los interrogatorios sobre el Caso 3000 se realizan en Alemania y otros países. Hasta la fecha se conocían los llamados Caso 1000 y 2000.

El primero examina las sospechas de que Netanyahu recibió ilegalmente sustanciosos regalos de empresarios en un proceso durante el que también han sido interrogados su esposa, Sara, y su hijo Yair.

Y el segundo, más grave, analiza si el jefe de Gobierno supuestamente negoció con Arnon Mozes, dueño del diario Yediot Aharonot, para mejorar la cobertura de su persona a cambio de legislar para controlar la distribución de su competidor, Israel Hayom.

El Caso 3000 giraría en torno a la compra estatal de tres submarinos alemanes, un polémico acuerdo que la Fiscalía pidió investigar después de que se supiera que David Shrimron, abogado privado del primer ministro, representa también en Israel al delegado de los astilleros alemanes y que presuntamente aprovechó esta relación para la adquisición y mantenimiento de las naves.

En noviembre, el asesor jurídico del Ejecutivo israelí, Avijai Mandleblit, ordenó al fiscal general del Estado revisar todo el material acumulado sobre las negociaciones para esta adquisición, en la sospecha de que se hubiera cometido alguna irregularidad administrativa.

El Canal 2 de televisión ha informado que se espera que esta semana el primer ministro sea interrogado por la Policía por tercera vez en este mes. Ante una consulta de Efe, el portavoz del mandatario israelí, David Baker, declinó hacer comentarios sobre el tema.