martes. 26.05.2020 |
El tiempo
martes. 26.05.2020
El tiempo

Al menos 43 muertos al colisionar un camión y un autobús cerca de Burdeos

Dos personas más sufren heridas graves. El autocar transportaba a gente de la tercera edad de la localidad de Petit Palais. Se trata del mayor accidente de tráfico ocurrido en Francia en los últimos treinta años.

Al menos 43 personas, la mayor parte de ellas jubilados, murieron  en una colisión entre un autobús y un camión en una carretera secundaria del suroeste de Francia, cerca de Burdeos, en el peor accidente de tráfico en el país desde 1982.

Otras cuatro personas se encuentran heridas, dos de ellas de gravedad, con importantes quemaduras provocadas por las llamas que envolvieron a ambos vehículos tras la colisión y que explican el elevado número de víctimas de la tragedia, ocurrida en el término municipal de Puisseguin.

Entre los fallecidos se encuentran el conductor del camión y su hijo, además de 41 de los 49 ocupantes del autobús, mientras que entre los supervivientes está su chófer. El cadáver de un niño fue encontrado entre los restos de los vehículos y, según una primera verificación, se trata del hijo del conductor del camión, indicó la Prefectura.

El accidente se produjo en torno a las 07.30 horas (05.30 GMT) en una sinuosa carretera, la D17, que atraviesa la región vitivinícola de Saint-Emilion. Según el alcalde de Libourne, Xabier Sublett, el camión, que transportaba madera, había perdido el control y se encontraba en medio de la vía cuando el autobús, en una zona de poca visibilidad, le percutió.

El conductor del autobús, que no falleció, trató de evitar la colisión, pero al ver que era imposible abrió las puertas del mismo para facilitar la evacuación de los pasajeros, agregó. Pero el choque provocó una importante deflagración que incendió ambos vehículos.

Solo ocho de los 49 pasajeros del autobús pudieron abandonarlo, mientras que el resto perecieron en las llamas.

El autobús había partido minutos antes de la pequeña localidad de Petit-Palais, de menos de 800 habitantes, cuyo club de la tercera edad había organizado una excursión a Arzacq, en el vecino departamento de Bearn.

El diputado ecologista de la región Noel Mamere aseguró a la radio France Info que el lugar en el que se produjo el accidente es una curva con "la visibilidad muy reducida" y que había registrado más accidentes, lo que había llevado a las autoridades locales a solicitar reformas.

Se trata del peor accidente de circulación en Francia desde que en julio de 1982 un autobús que transportaba a escolares chocó en una autopista cerca de Baume, en el centro del país, provocando 53 muertes, 44 de ellos niños.

Al menos 43 muertos al colisionar un camión y un autobús cerca de...
Comentarios