miércoles. 18.05.2022 |
El tiempo
miércoles. 18.05.2022
El tiempo

Merkel, ''impresionada'' por el ''exigente y ambicioso'' paquete de reformas de Valls

La canciller alemana, Angela Merkel, se mostró hoy "impresionada" por el "exigente y ambicioso" paquete de reformas que le presentó el primer ministro francés, Manuel Valls, pero reiteró su apuesta por el Pacto de estabilidad europeo ante sus propuestas de mayor flexibilidad e inversiones.

El primer encuentro oficial en la Cancillería entre Merkel y Valls concluyó sin grandes movimientos respecto a la posición inicial de ambos mandatarios, que eludieron responder de forma directa a los periodistas cuando se les preguntó si estaban contentos y satisfechos con el resultado de la reunión.

Merkel la calificó de "interesante" y Valls elogió el diálogo "directo y en profundidad" mantenido.

Según señaló, no había viajado a Berlín a "pedir indulgencia", sino a "convencer" de que cumplirá sus compromisos y a instar a Berlín a asumir también su responsabilidad ante la situación que atraviesa la zona euro. "A Alemania le interesa que nuestras reformas tengan éxito; a Francia le interesa que Alemania tire del crecimiento en Europa", manifestó el primer ministro francés.

Preguntada por la petición francesa de ralentizar el ritmo de reducción del déficit público ante la imposibilidad de cumplirlo sin dañar el débil crecimiento económico, Merkel recordó la necesidad de respetar los acuerdos alcanzados entre los socios comunitarios.

No obstante, tras defender el Pacto de estabilidad y crecimiento, recordó que éste incluye medidas de "flexibilidad" y se comprometió a respetar la opinión que emita la Comisión Europea cuando analice las cuentas de Francia.

París ha avanzado ya que no logrará situar el déficit público por debajo del 3 % del PIB que marca Bruselas hasta 2017, dos años después de lo prometido.

Merkel insistió en la necesidad de consolidar las finanzas en la eurozona para recuperar la confianza y la credibilidad y, aunque coincidió con Valls en la necesidad de crecimiento, también precisó que éste no se consigue siempre gastando más dinero público, sino aplicando las reformas adecuadas.

Valls, por su parte, quiso lanzar un mensaje directo a la población de Alemania, a su clase política y a sus medios de comunicación.

Tras asegurar que comprende la "desconfianza" y las "dudas" que puede suscitar Francia, garantizó que él cumplirá su programa "a pesar de las dificultades" y que pondrá en marcha las reformas que han sido postergadas durante años.

Defendió así su programa de inversiones para relanzar la competitividad de la industria, los recortes previstos en el gasto y el calendario de las reformas estructurales, al tiempo que instó a Alemania a asumir también su papel en favor del crecimiento para que los franceses "la quieran".

Ambos coincidieron en la importancia de la relación franco-alemana tanto para el bienestar de sus respectivos países como para el futuro de la UE, y se comprometieron a seguir dando pasos juntos en el futuro.

Al margen de la economía, sólo el anuncio del regreso a la política del expresidente francés Nicolas Sarkozy tuvo minutos en la rueda de prensa.

Merkel señaló que había recibido con "interés" la noticia, pero eludió opinar al respecto, mientras que Valls quiso dejar claro que la relación entre Francia y Alemania está por encima de los colores políticos de ambos gobiernos.

En una entrevista ayer en France 2, Sarkozy aseguró que se presentaba ante la "desesperanza" de los franceses, obligados a elegir entre "la humillación" que representa el presidente François Hollande y "el aislamiento" que supondría la ultraderechista Marine Le Pen.

Valls le respondió hoy que él "jamás podría decir" que se siente "avergonzado de su país", sobre todo teniendo en cuenta el "esfuerzo" que se espera de los ciudadanos en el proceso de reformas que se avecina.

Merkel, ''impresionada'' por el ''exigente y ambicioso'' paquete de...
Comentarios