Dos monjes inculpados por quemar antenas de telefonía móvil en Francia

Los hombres, que están bajo control judicial, alegaron que las ondas que emiten estas infraestructuras son perniciosas para la salud
Torre de telefonía. PIXABAY
photo_camera Torre de telefonía. PIXABAY

Dos monjes pertenecientes a una corriente integrista de la Iglesia Católica fueron inculpados por haber quemado parcialmente una antena de telefonía móvil y haber intentado prender fuego a otra en el sureste de Francia alegando que las ondas que emiten estas infraestructuras son perniciosas para la salud.

Según informaron este martes los medios locales, ambos hombres, de 39 y 40 años, están bajo control judicial mientras aguardan a ser juzgados por los cargos de "destrucción e intento de destrucción a través de un incendio" y "asociación del malhechores".

Los hechos sucedieron de la noches del 14 al 15 septiembre en Saint-Forgeux, en el noroeste de Lyon, y la noche siguiente, en la localidad de Ancy, donde fueron arrestados por la Gendarmería en delito flagrante.

Los monjes pertenecen a la comunidad tradicionalista de los Capuchinos de la localidad de Villié-Morgon (sureste de Francia) y pretendían denunciar con su acción los efectos nocivos de las ondas de las antenas telefónicas, especialmente las de última generación 5G.