Los Murdoch tendrán que declarar en el Parlamento británico por su implicación en las escuchas ilegales

El Parlamento británico volvió a convocar este jueves, pero esta vez formalmente y con efecto legal, al magnate de medios de comunicación Rupert Murdoch y a su hijo, James Murdoch, para declarar en el caso de las escuchas practicadas en sus periódicos, después de que ambos declinaran una invitación previa.

La Comisión de Cultura, Medios de Comunicación y Deportes de la Cámara de los Comunes remitió este jueves la petición oficial a los abogados de los
Murdoch para que éstos comparezcan el próximo día 19, y aún se está a la espera de conocer la respuesta.

Murdoch, propietario del conglomerado de medios de comunicación News Corporation, declinó la primera petición de esa comisión de la Cámara de los Comunes, si bien se ofreció a declarar en la investigación judicial puesta en marcha el miércoles por el primer ministro, David Cameron.

Su hijo James, presidente de News Corporation, dijo por su parte que no podría asistir a la cita del próximo martes por problemas de agenda y propuso la fecha alternativa del 10 de agosto, que no conviene a los diputados debido a que el Parlamento estará cerrado por el receso veraniego.

Aunque técnicamente los
Murdoch, como ciudadanos estadounidenses, no están obligados tampoco a aceptar la citación formal de este jueves, ésta aumenta la presión para que lo hagan, dado que, si se niegan, el Parlamento puede estudiar medidas legales para sancionarles

Este jueves mismo fue arrestado en Londres el exdirector ejecutivo del News of the World Neil Wallis, quien trabajó también como adjunto de Coulson, con lo que ya son nueve las personas detenidas por este caso.