lunes. 21.09.2020 |
El tiempo
lunes. 21.09.2020
El tiempo

Navalni fue envenenado con la misma sustancia tóxica que el exespía Skripal

Alexei Navalni. EUROPA PRESS
Alexei Navalni. EUROPA PRESS
El agente novichok, usado contra el opositor ruso, es tan agresivo que no hace falta tomarlo porque traspasa la piel

El novichok, un agente nervioso desarrollado por la Unión Soviética en los años 70 y 80 del siglo pasado, está detrás de destacados casos de envenenamiento de opositores rusos y tiene una toxicidad tan elevada que no hace falta tomarlo porque traspasa la piel. Así lo dijeron en 2018 expertos del Gobierno británico en relación con el caso del exagente ruso Sergei Skripal, de 66 años, y su hija Yulia, de 33, que fueron hospitalizados en estado crítico en Salisbury (Inglaterra), tras sufrir en marzo de aquel año una intoxicación —en un parque— por ese gas de naturaleza militar.

Ahora el novichok vuelve a estar detrás del envenenamiento del opositor ruso Alexei Navalni, que convalece en un hospital de Berlín (Alemania), adonde llegó trasladado en coma y en un avión medicalizado desde Siberia después de haber sufrido un colapso.

El Gobierno alemán condenó este "atentado" tras revelar que Navalni fue envenenado con novichok y exigió al Gobierno ruso que se pronuncie sobre el caso.

Ya hace dos años el Gobierno británico apuntó al régimen del presidente ruso Vladimir Putin como "altamente probable" de ser el responsable del envenenamiento de los Skripal; Sergei Skripal fue un doble agente, ya que también colaboró con los servicios de espionaje británicos MI6 en los 90.

En 2006 fue encarcelado en Rusia por revelar secretos de Estado a los servicios de inteligencia británicos y, cuatro años después recuperó la libertad, en un intercambio de espías presos con EE.UU.

El 18 de mayo de 2018, el espía recibió el alta hospitalaria en Salisbury, pero de nuevo en julio de ese año un hombre y una mujer (Charlie Rowley, de 45 años, y Dawn Sturgess, de 44), esta vez de nacionalidad británica, se intoxicaron al manipular un objeto contaminado con Novichok.

Un científico de la antigua Unión Soviética que participó en el desarrollo del agente tóxico y divulgó la fórmula en el año 2007 consideró que la comunidad internacional debería haberlo prohibido hace muchos años, ya que fue concebido como un «arma de destrucción masiva».

Vil Mirzayanov, químico residente en EE.UU. de 83 años, admitió que creía «ingenuamente» que al revelar la fórmula en un libro publicado diez años antes "daría carpetazo a su empleo".

Mirzayanov formó parte del equipo que recibió en 1980 el encargo de desarrollar un agente más tóxico que los existentes.

El inventor del novichok fue en realidad Piotr Kirpichev, fallecido en 2016 en Moscú, y Mirzayanov consideró en aquella entrevista que era acertado llamarle «arma de destrucción masiva», ya que ese era su objetivo cuando fue creado en plena "perestroika".

PRUEBAS. El científico ruso reveló que se hicieron numerosas pruebas con animales e incluso se efectuaron ensayos en los que ese agente era lanzado sobre una zona concreta y después calculaban sus efectos mortales sobre perros.

A diferencia del gas sarín, que necesita una concentración de 0,2 miligramos por kilo para ser letal, al novichok le es suficiente con 0,01 miligramos para colapsar el sistema respiratorio, ralentizar el ritmo cardíaco y provocar la muerte en cuestión de minutos.

MERKEL. La canciller alemana, Angela Merkel, indicó este miércoles que el envenenamiento de Navalni tendrá una "respuesta común adecuada" porque atenta contra los "derechos y valores fundamentales". Navalni, ingresado en Berlín desde el 22 de agosto, fue "víctima de un crimen", afirmó la canciller, que subrayó que en este caso hay "graves preguntas que solo el Gobierno ruso puede y debe contestar".

AGRESIÓN A OTRO OPOSITOR. Un opositor ruso, Yegor Zhukov, fue agredido por unos desconocidos en Moscú, pero el Kremlin negó este miércoles que dicho incidente tenga relación con el presunto envenenamiento de Navalni.

Navalni fue envenenado con la misma sustancia tóxica que el exespía...
Comentarios