domingo. 07.03.2021 |
El tiempo
domingo. 07.03.2021
El tiempo

Los padres portugueses podrán elegir entre teletrabajar o recibir una ayuda

Un niño jugando con un portátil. PIXABAY
Un niño jugando con un portátil. PIXABAY
El país luso está confinado desde el 15 de enero y las escuelas se mantienen cerradas desde el dia 22

Los padres portugueses con hijos de hasta 9 años podrán elegir entre teletrabajar o recibir una ayuda, que puede llegar al 100 % del salario para familias monoparentales o cuando los cuidados se alternen entre los dos progenitores, para fomentar que la carga no recaiga sólo sobre las mujeres.

La medida, que previsiblemente será aprobada esta semana en consejo de ministros, fue anunciada este miércoles por la ministra lusa de Trabajo y Seguridad Social, Ana Mendes Godinho, que espera que pueda entrar en vigor "lo más deprisa posible".

Portugal está confinado desde el 15 de enero, con teletrabajo obligatorio siempre que sea posible, y las escuelas se mantienen cerradas desde el 22 de enero.

Hasta ahora, los padres que tuviesen que quedarse en casa para hacerse cargo de sus hijos de hasta 12 años podían recibir una ayuda del 66 % de su remuneración base, pero esta medida dejaba fuera a los que estuviesen en régimen de teletrabajo.

La nueva norma extenderá los apoyos a los padres que estén trabajando desde casa, en "situaciones en las que objetivamente es difícil conciliar el teletrabajo con la asistencia a los hijos", explicó la ministra.

Estas situaciones incluyen a las familias monoparentales, a los padres que tengan hijos en guarderías, preescolar o en el primer ciclo de enseñanza (hasta los 9 años) o a los que tengan dependientes con discapacidad superior al 60 %.

Los apoyos serán del 66 % del sueldo base o del 100 % en casos de familias monoparentales y de las que decidan alternar el cuidado de los hijos entre los dos progenitores y que no sea sólo uno quien renuncie a trabajar.

Mendes Godinho explicó que, durante el confinamiento de 2020, el 82 % de las solicitudes de apoyo por el cuidado de los hijos fueron de madres, "lo que revela un desequilibrio de la presencia en los lugares de trabajo por parte de las mujeres".

Los padres tendrán que entregar una declaración de responsabilidad en la que aseguren que el cuidado de los hijos será compartido entre ambos.

Desde que los colegios cerraron el 22 de enero, la Seguridad Social recibió unas 68.000 solicitudes de apoyo de padres con trabajos presenciales que tenían que quedarse en casa para cuidar de los hijos.

En 2020, durante el primer confinamiento, el apoyo llegó a unas 200.000 familias, con un coste para las arcas públicas de 83 millones de euros.

Portugal seguirá confinado al menos hasta el 1 de marzo, aunque está previsto que la medida se extienda, y todavía no se ha desvelado en qué fecha volverán a abrir las escuelas.

El país, muy golpeado por la tercera ola pero que ya está controlando la curva, suma 790.885 casos de covid-19 y 15.649 fallecidos.

Los padres portugueses podrán elegir entre teletrabajar o recibir...
Comentarios
ç