Pelosi deja Taiwán y reitera el apoyo de EE UU a la isla: "No os abandonaremos"

La representante estadounidense remarca los lazos entre ambos países pese a la incomodidad del Gobierno chino
El ministro de Exteriores de Taiwán, Joseph Wu, da la mano a Nancy Pelosi. EFE
photo_camera El ministro de Exteriores de Taiwán, Joseph Wu, da la mano a Nancy Pelosi. EFE

Estados Unidos insistió este miércoles en que no ve motivo para que China convierta la visita a Taiwán de la presidenta de la Cámara de Representantes estadounidense, Nancy Pelosi, en "una crisis", pese a que tras este viaje posiblemente se vea abocado a una escalada de tensión con el gigante asiático. En su despedida, Pelosi aseguró que había viajado a Taiwán para "dejar claro" que no "abandonarán" su "compromiso" con la isla. 

Pelosi se marchó este miércoles de Taiwán en dirección a Corea del Sur después de un viaje de dos días a la isla que ha desatado la ira de Pekín, que ha anunciado el comienzo este jueves de maniobras militares con fuego real en zonas alrededor de ese territorio. 

La portavoz de la Casa Blanca, Karine Jean Pierre, se mantuvo este miércoles fiel a la retórica del Gobierno desde que se filtraran en los medios las intenciones de Pelosi de visitar Taiwán. "Sabíamos que China se iba a comportar de esta manera, vamos a estar vigilantes, trataremos con lo que Pekín elija hacer", apuntó Jean Pierre. 

En todo momento, la Administración de Joe Biden ha buscado desvincularse de esta visita y ha subrayado que es una decisión personal de Pelosi, la responsable de mayor rango estadounidense que visita Taiwán en un cuarto de siglo. El director ejecutivo del laboratorio de ideas Global Taiwan Institute, Russell Hsiao, dijo que aparentemente la Casa Blanca hizo todo lo que pudo para desaconsejar a Pelosi que fuera a Taiwan, a la luz de las desavenencias y las declaraciones sobre la inquietud de las Fuerzas Armadas de EE UU sobre este viaje. 

"Básicamente, esta es una decisión de la presidenta (de la Cámara Baja) y creo que Biden respetó el principio fundamental del sistema político de EE UU, la separación de poderes", apuntó. 

El experto en Asia Thomas Shattuck, del centro de pensamiento Foreign Policy Research Institute, precisó que cuando un miembro del Congreso hace este tipo de viajes normalmente tiene el apoyo de las Fuerzas Armadas en lo que respecta al transporte y la logística. 

Por tanto, dedujo, "ha habido coordinación dado que ella tomó un avión militar y el presidente es el comandante en jefe. Pero más allá de eso no hay ninguna coordinación, está muy claro a la luz de las declaraciones que han aparecido, las filtraciones... que la Administración no está muy contenta con su decisión". 

El historiador en Taiwán James Lin, profesor de la Universidad de Washington, auguró que es posible que las represalias de Pekín continúen en las próximos días y semanas, ya que no ha hecho más que incrementar "sus dotes teatrales nacionalistas" de cara a su audiencia doméstica y extranjera.

Claves ► ¿Qué amenaza con hacer China? 
China ha anunciado maniobras militares con fuego real en seis zonas alrededor de Taiwán, evocando la crisis de 1995-1996, la última vez en la que Pekín disparó misiles en el estrecho de Taiwán, que considera su «provincia rebelde», sin descartar una invasión en el futuro. Sin embargo, el hecho de que aguarde a la salida de la demócrata para empezar ejercicios militares sugiere que Pekín quiere evitar una escalada descontrolada de la crisis. 

¿Habrá sanciones? 
China ha prohibido la importación de productos de más de cien exportadores de la isla. Entre los productos suspendidos se encuentran ciertos tipos de pescado y frutas. 

¿Y ahora, qué? 
Si bien la respuesta de China es firme y dispara las alertas en Taiwán, se prevé que todas las partes involucradas trabajen por evitar una escalada mayor. No obstante, se dan los elementos para que la situación pueda descontrolarse.