Polonia, en alerta tras dos muertes en su territorio de las que Rusia se desvincula

Moscú niega su implicación, pero Varsovia atribuye la explosión a un misil de fabricación rusa ► Morawiecki anuncia un refuerzo del espacio aéreo polaco "junto con los aliados"
Policías polacos patrullan en Przewodow. WOJTEK JARGILO (Efe)
photo_camera Policías polacos patrullan en Przewodow. WOJTEK JARGILO (Efe)

El Gobierno polaco anunció este martes que investiga la explosión cerca de su frontera con Ucrania en la que murieron dos personas y está evaluando si es necesario consultar a sus socios de la Otan en relación con la existencia de una amenaza a su territorio. El Ejecutivo atribuye lo ocurrido a un "misil de fabricación rusa" y convocó al embajador de Rusia en Varsovia en busca de "explicaciones detalladas inmediatas", aunque Moscú asegura que no ha efectuado ataques contra objetivos cerca de la localidad de Przewodow.

El portavoz del Gobierno polaco, Piotr Müller, explicó tras una reunión de la Comisión del Consejo de Ministros para Asuntos de Seguridad Nacional y de Defensa que las autoridades "están en el lugar en este momento, explicando la situación que se ha producido" y agregó que se ha decidido aumentar la disponiblidad de "algunas unidades militares y de combate".

El responsable de la Oficina Nacional de Seguridad, Jacek Siewiera, dijo por su parte que el primer ministro, Mateusz Morawiecki, mantuvo una conversación al respecto con el secretario general de la Otan, Jens Stoltenberg, para analizar "las condiciones para utilizar el artículo IV" de la alianza atlántica. "Estamos en intenso contacto con los aliados cruciales", dijo. Esa disposición del Tratado del Atlántico Norte dice que "las partes se consultarán cuando, a juicio de cualquiera de ellas, la integridad territorial, la independencia política o la seguridad de cualquiera de las partes fuese amenazada".

El primer ministro polaco, Mateusz Morawiecki, este martes. EFE
El primer ministro polaco, Mateusz Morawiecki, este martes. EFE

El propio primer ministro polaco anunció poco después un refuerzo del control del espacio aéreo del país "de manera mejorada junto con los aliados" y un aumento de la preparación para el combate de las fuerzas armadas. Morawiecki hizo, además un llamamiento "a todos los polacos para que mantengan la calma en torno a esta tragedia" provocada por la explosión. "No nos dejemos manipular, hay que guiarse por la mesura y la prudencia", dijo tras una reunión de urgencia del Gobierno.

En una rueda de prensa tras ese consejo de ministros extraordinario, Morawiecki aseguró que "expertos" están trabajando sobre el terreno para obtener datos. "Estamos trabajando para determinar las causas y todo lo que sucedió: nuestros aliados de otros países están trabajando con nosotros, también, en la escena de la tragedia", explicó Morawiecki. Asimismo, indicó que se aumentará el nivel de alerta de "unidades seleccionadas de las Fuerzas Armadas, con especial énfasis en el control del espacio aéreo, que se llevará a cabo de manera mejorada junto con los aliados".

Rusia niega ataques cerca de la frontera

Con todas las miradas dirigidas a Moscú, Rusia aseguró este martes que no ha efectuado ataques contra objetivos cerca de la localidad polaca de Przewodów y calificó de "provocación deliberada" las afirmaciones de medios y funcionarios polacos sobre la supuesta caída de misiles rusos en la frontera entre Ucrania y Polonia.

"No se realizaron ataques contra objetivos cerca de la frontera estatal entre Ucrania y Polonia por medios de destrucción rusos", afirmó el Ministerio de Defensa en un breve comunicado. Sostuvo que los fragmentos publicados por los medios polacos de la escena en el pueblo de Przewodów "no tienen nada que ver con las armas rusas".

"Las declaraciones de los medios y funcionarios polacos sobre la supuesta caída de misiles rusos en el área de la localidad de Przewodów es una provocación deliberada" para aumentar la tensión, afirmó el ministerio ruso de Defensa.

El Pentágono se muestra cauto

El Pentágono se mostró este martes cauto sobre las posibles consecuencias del supuesto ataque ruso. El portavoz del Departamento de Defensa de Estados Unidos, el general de brigada Pat Ryder, indicó en una rueda de prensa que su país está evaluando esas informaciones aparecidas en medios de comunicación.

"No tengo ningún dato que corrobore que ha habido un bombardeo con misiles" en suelo polaco, apuntó Ryder.

En respuesta a una pregunta sobre cuál sería la reacción de Estados Unidos de confirmarse el ataque contra Polonia, que es miembro de la Otan, el portavoz no quiso especular sobre hipótesis, pero remarcó los "compromisos de seguridad" de su país y con el Artículo V de la Alianza Atlántica, de defensa colectiva. "Hemos dejado más que claro que defenderemos cada centímetro del territorio de la Otan", avisó.

Reacciones: alarma y cautela

Los hechos han generado alarma internacional, sobre todo en Europa. La propia presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, se mostraba a través de las redes sociales "alarmada por las informaciones de una explosión en Polonia, tras un ataque masivo con misiles rusos en ciudades ucranianas".

El secretario general de la Otan, Jens Stoltenberg, por su parte, aseguró que se está "haciendo un seguimiento" de la explosión en Polonia y subrayó la importancia de que "se establezcan todos los hechos".

Mientras, el presidente de Ucrania, Volodímir Zelenski, asegura "ha ocurrido lo que llevamos advirtiendo mucho tiempo. El terror no se limita a nuestras fronteras nacionales".

Ataques rusos cortan el oleoducto Druzhba

El suministro de petróleo por el oleoducto Druzhba, que a través de Ucrania transporta crudo ruso a Europa, ha quedado interrumpido debido a los daños producidos en uno de sus transformadores por los ataques rusos en la tarde de este martes, informó la petrolera húngara MOL.

"Estamos siguiendo los acontecimientos y analizamos con los socios ucranianos las condiciones para el reinicio del oleoducto Druzhba", informó la petrolera, citada por la agencia MTI. La empresa indicó que un transformador del oleoducto situado en la frontera entre Ucrania y Bielorrusia sufrió un impacto de artillería.

Hungría, Eslovaquia y la República Checa son los países que reciben crudo a través de Druzhba.