martes. 19.10.2021 |
El tiempo
martes. 19.10.2021
El tiempo

Los refugiados ven la luz tras abrir Alemania y Austria sus fronteras

Un grupo de migrantes se sube a un tren en Gyor (localidad húngara a 120 kilómetros de Budapest) con destino a Munich
Un grupo de migrantes se sube a un tren en Gyor (localidad húngara a 120 kilómetros de Budapest) con destino a Munich
Viena y Salzburgo reciben unos 6.500 en 16 horas, mientras su Gobierno califica la política húngara de "difícil de entender"

La decisión de Alemania y Austria de abrir sus fronteras a los refugiados, anunciada a medianoche del jueves y que se tradujo en una auténtica riada de refugiados por Europa, permitió un respiro en la crisis migratoria desatada por el tapón generado en Hungría, que tuvo su más cruel imagen en la fotografía de Aylan, el niño sirio fallecido en las playas turcas.

A media tarde, las autoridades austríacas esperaban aún la llegada desde Hungría de entre 1.800 y 3.300 refugiados en el paso fronterizo de Nickelsdorf, una cantidad que amenaza con superar la capacidad que tienen para alojarlos temporalmente, informó la agencia APA.

Unos mil refugiados se encontraban en el paso fronterizo y otros 800 se acercaban a pie por una carretera nacional húngara, según explicó Christian Stella, vicedirector de la Policía del estado federado de Burgenland, fronterizo con Hungría. Se cuenta además con otras 1.500 personas que según informaciones oficiosas estarían viajando hacia la frontera en trenes.

Después de la llegada de 6.500 refugiados que fueron trasladados a Viena y Salzburgo para que continúen viaje hacia Alemania, de acuerdo al deseo de la mayoría de ellos, la estación de trenes Westbahnhof estaba en la tarde del sábado desbordada. Hacia las 16.00 hora local (14.00 GMT) más de 5.000 personas habían llegado a esa estación, de las cuales unas 3.000 habían continuado viaje.

Alemania anunció que repartirá a los varios miles de refugiados que llegarán a su territorio siguiendo el sistema de cuotas fijado la llamada Fórmula de Königstein, que tiene en cuenta tanto la población como los ingresos fiscales de los 16 estados federados. Siguiendo ese sistema, actualmente el estado federado que más refugiados recibe es Renania del Norte-Westfalia, seguido por Baviera.

Las relaciones con Hungría

La ministra austríaca del Interior, Johanna Mikl-Leitner, calificó de "difícil de entender" y "no satisfactoria" la política de Hungría hacia los refugiados. Además, la cooperación con el país vecino es "extremadamente difícil", dijo la ministra a la prensa en la estación de trenes Westbahnhof de Viena.

El Gobierno húngaro volvió este sábado a rechazar las cuotas obligatorias de refugiados que la Comisión Europea propuso introducir para lograr un reparto justo de la carga migratoria, algo que respaldan Austria, Alemania y Francia.

La canciller alemana, Angela Merkel, habló este sábado por teléfono con el presidente húngaro, Viktor Orbán, sobre la crisis de los refugiados, en momentos en que hay diferencias entre los dos países al respecto. "Los dos han estado de acuerdo en que tanto Hungría como Alemania deben cumplir sus compromisos europeos, incluido lo fijado en el acuerdo de Dublín sobre los refugiados", dijo hoy el viceportavoz del Gobierno alemán, Georg Streiter.

Encontrado en la costa griega el cadáver de un bebé

Y si la foto del cadáver de Aylan fue el aldabonazo que movió las conciencias europeas, este sábado hubo otra.  La Guardia Costera griega encontró el cadáver de un bebé en la costa de la isla de Agathonisi, en el mar Egeo, después de que sus padres llegasen en una embarcación procedentes de Turquía.

El cuerpo del bebé, un niño con pocas semanas de vida, fue llevado al hospital de la cercana isla de Samos, donde solo se pudo certificar su muerte, informaron los guardacostas.

Los refugiados ven la luz tras abrir Alemania y Austria sus fronteras
Comentarios
ç