Scheffer: ''Ampliar la OTAN causará un contencioso con Rusia''

Jaap de Hoop Scheffer, secretario general de la OTAN (derecha) y el presidente ucraniano Víctor Yúschenko (Foto: EFE)
photo_camera Jaap de Hoop Scheffer, secretario general de la OTAN (derecha) y el presidente ucraniano Víctor Yúschenko (Foto: EFE)

El secretario general de la OTAN, Jaap de Hoop Scheffer, reconoció que las ampliar más la Alianza hacia el Este de Europa implicará necesariamente un contencioson con Moscú aunque, pese a todo "no hay una pizca de duda" de que Ucrania será un estado miembro en el futuro.

De Hoop Scheffer comenzaba en día el una reunión OTAN-Ucrania, en la que le prometió al presidente Víctor Yúschenko que su país entraría en la Alianza con o sin la oposición de Rusia, al igual que Georgia.

Pero en la sesión de clausura de la cumbre que celebra estos días la OTAN, a la que asistió como invitado el presidente saliente de Rusia, Vladimir Putin, Scheffer evitó la polémica y les pidió "moderación" Putin y al líder de EEUU, George Bush.

Y moderación hubo, a pesar del constante enfrentamiento que ambos países han mantenido desde que EEUU anunció que instalaría parte de sus escudo antimismiles en Europa y desde que Rusia abandonó el Tratado Europeo de Armas Convencionales. Los dos presidentes mantuvieron, según Jaap de Hoop Scheffer, una discusión "honesta y abierta, en la que no se ocultaron puntos de visita".

"La Guerra Fría ha terminado"
Según el ministro de Exteriores de España, Miguel Ángel Moratinos, Putin y Bush repitieron que "la Guerra Fría ha terminado", por lo que ya no son enemigos,  e incluso "se echaron flores mutuamente" durante sus discursos.

Putin ha recordado sus "divergencias", pero al mismo tiempo "ha tendido la mano para resolver de manera dialogante y constructiva" estos asuntos. También ha utilizado este tono positivo, según Moratinos, cuando ha expresado su oposición a la declaración de independencia de Kosovo por sus consecuencias geopolíticas, pero a la vez ha reconocido que el proceso está siendo una prueba de "moderación y contención".

El líder ruso no ha mencionado en su intervención inicial otra de sus mayores preocupaciones, el escudo antimisiles estadounidense que se va a colocar en suelo europeo, y al que la OTAN brindó ayer su apoyo.

También Bush se ha mostrado "muy positivo y amistoso" y ha subrayado que la reunión que ambos van a mantener próximamente en el balneario ruso de Sochi "es una buena ocasión para dos que acaban su mandato".

Comentarios