¿Serán los nacidos en 2009 los últimos en poder comprar tabaco?

Un proyecto busca alcanzar la primera generación de europeos libres de cigarrillos
Un hombre fumando. JAGADEESH (EFE)
photo_camera Un hombre fumando. JAGADEESH (EFE)

Una iniciativa ciudadana aspira a que a partir de 2028 la Unión Europea (UE) eleve anualmente la edad mínima para comprar tabaco, de forma que los nacidos en 2010, que ese año cumplirán 18 y con las normas actuales estarían habilitados para adquirirlo, no puedan alcanzar nunca la edad legal para comprarlo.

El objetivo es conseguir la primera generación de europeos libre de tabaco, a la que seguirían las posteriores, según la propuesta que ha impulsado la organización española No Fumadores junto a otras asociaciones europeas.

La iniciativa ha sido registrada por la Comisión Europea (CE), que se sitúa de este modo en el punto de partida para emular a Nueva Zelanda, pionero en aplicar una legislación similar, aunque el camino a recorrer aún es largo.

La base del proyecto es impedir que los cigarrillos y otros productos con nicotina puedan llegar de forma legal a los jóvenes, ya que estos son el objetivo de la industria del tabaco, explica a Efeagro la presidenta de No Fumadores, Raquel Fernández Megina.

"Entendemos que decretar de la noche a la mañana una ley seca y que no se pueda compra tabaco es irreal"

La impulsora cita estudios que señalan que todo aquel que no empieza a fumar antes de los 21 años es muy difícil que comience después, de ahí que vea en la "la abolición progresiva de la venta de tabaco" la única solución al tabaquismo.

"Entendemos que decretar de la noche a la mañana una ley seca y que no se pueda compra tabaco es irreal, ya que desgraciadamente hay muchas personas adictas a este producto, y la única manera de acabar con la pandemia del tabaquismo es evitar que las nuevas generaciones caigan en el tabaco", expresa Fernández Megina.

Objetivo de la iniciativa antitabaco: reunir un millón de firmas

Para que la iniciativa prospere necesita recoger un mínimo de un millón de firmas de personas de al menos siete países de la UE en el periodo de un año.

En caso de lograrlo, la CE tendrá que decidir si toma o no medidas respecto a la iniciativa que se le propone, y el Parlamento Europeo podría adoptar también una resolución sobre las cuestiones planteadas.

"Somos positivos, pero incluso si no llegásemos a conseguirlo creemos que puede ser importante para abrir el debate social"

La presidenta de No Fumadores anuncia que comenzarán a recoger las firmas el próximo enero y se ha mostrado optimista respecto a poder lograr el objetivo.

"Somos positivos, pero incluso si no llegásemos a conseguirlo creemos que puede ser importante para abrir el debate social. Aunque no se legisle habrá una recomendación, entiendo, y eso es muy importante a nivel europeo", expresa.

Medidas contra la publicidad del tabaco

La iniciativa contempla también otras propuestas, como eliminar la publicidad del tabaco en las producciones audiovisuales y en las redes sociales, donde la industria se está gastando en "exponer el acto de fumar" todo el dinero que se ahorra en publicidad directa, dice Fernández Megina.

"Lo vemos en las redes sociales y la exposición es brutal, con influencers, gente cool... Y eso no es casual, esa gente está pagada por la industria, y es una de las cosas que hay que controlar y prohibir, en las redes sociales y en los productos audiovisuales", asevera.

Otra de las aspiraciones es "ampliar los espacios libres de humo y vapores al aire libre", como las terrazas, que Fernández Megina considera "el centro neurálgico de la socialización, donde los chavales ven como algo normal el acto de fumar".

La Mesa del Tabaco y algunas de las principales tabacaleras presentes en España y Europa declinaron hacer declaraciones sobre esta iniciativa

Se solicita también la creación de una red europea de playas y riberas de ríos y parques naturales libres de tabaco y de colillas, y financiar proyectos de investigación y desarrollo (I+D) sobre las enfermedades provocadas por el consumo de tabaco.

Por ahora, al momento de registrar la iniciativa, la CE ha indicado que está facultada para prohibir la venta y la publicidad de determinados productos del tabaco y que ninguna de las demás aspiraciones quedan fuera del marco de sus atribuciones.

Consultadas por Efeagro, la Mesa del Tabaco y algunas de las principales tabacaleras presentes en España y Europa declinaron hacer declaraciones sobre esta iniciativa.