Tejerina: "Lo importante es que se logre un consenso"

La ministra acudió a la cumbre climática de París y aseguró que la UE tiene como objetivo un acuerdo "vinculante y revisable" para cumplir con su política "ambiciosa"

La ministra española de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, Isabel García Tejerina, afirmó este miércoles que, pese a que las cuestiones más complejas siguen abiertas en las negociaciones de la cumbre climática COP21, lo importante es que al final se logre la unanimidad necesaria para firmar un consenso.

"Hay muchas cosas abiertas importantes encima de la mesa, pero creo que lo importante es que al final logremos ese consenso y este significa, ni más ni menos, que unanimidad, que nadie se oponga al texto", dijo Tejerina en declaraciones a los medios.

La ministra recalcó que lograr que ninguno de los 196 países que participan en las negociaciones se oponga al texto es una tarea "enormemente compleja", que toma una mayor relevancia ante la "trascendencia que tiene para la vida de todos" lo que se decida.

"En muchas circunstancias, se trata de cambiar el modelo productivo de una manera radical, y todo el planeta asumir que tiene que cambiar su modelo productivo que ha venido desarrollando hasta la fecha", dijo la ministra.

Preguntada por la desaparición de la mención a que los objetivos de reducción de emisiones de dióxido de carbono (CO2) tendrían que ser legalmente vinculantes, la ministra indicó que "nada es definitivo hasta que todo sea definitivo", aunque recordó que la cuestión es especialmente delicada para Estados Unidos.

ACUERDO VINCULANTE Y REVISABLE. La ministra señaló que el objetivo que persigue la Unión Europea (UE) es que el acuerdo sea jurídicamente vinculante, ya que el bloque mantiene una postura "de máximos y la más ambiciosa", pero reconoció que los Veintiocho no verán satisfechas varias de sus demandas, dado que tiene que ceder. 

Tejerina recalcó la importancia de otra demanda de la UE: que el acuerdo sea revisable cada cinco años, para ir aumentando la ambición. En cualquier caso, Tejerina señaló que el primer borrador presentado este miércoles por la presidencia francesa "no es ni de lejos el texto final" ya que "quedan muchos textos antes de llegar a un acuerdo".

Indicó que el texto ha pasado de tener 42 a 29 páginas, pero aún mantiene temas "importantes" abiertos. Entre ellos se incluye el modo en que se va a formular el objetivo de contener el calentamiento global en un máximo de dos grados centígrados a finales de siglo, respecto a los niveles preindustriales, así como si se formulará.