lunes. 30.11.2020 |
El tiempo
lunes. 30.11.2020
El tiempo

Turquía ahonda tensiones con Francia tras la caricatura de Charlie Hebdo

Caricatura de Erdogan de Charlie Ebdo.TWITTER
Caricatura de Erdogan de Charlie Ebdo.TWITTER
Erdogan, quien aparece satirizado en la portada de la publicación,  acusa a Macron de estar "obsesionado con el islam"

Las tensiones diplomáticas entre Turquía y Francia se han ahondado este miércoles, con la airada reacción de numerosos altos cargos turcos contra la revista satírica gala Charlie Hebdo, que este miércoles difunde en portada una caricatura del presidente, Recep Tayyip Erdogan.

La primera reacción correspondió al portavoz de Presidencia turca, Ibrahim Kalin, al asegurar esta madrugada en su cuenta en Twitter que el dibujo "solo muestra la inmoralidad e indecencia" de sus dibujantes. 

"Condenamos tajantemente el ataque a nuestro presidente por parte de la revista francesa, que no respeta ninguna fe, ningún tipo de valores y nada sagrado. Atacar los derechos personales no es humor ni libertad de expresión", escribió Kalin. 

Por la mañana, la Presidencia turca anunció en un comunicado que iba a tomar "todas las medidas legales y diplomáticas necesarias" en respuesta a la caricatura de Erdogan. 

DESDÉN DE ERDOGAN 

La portada de Charlie Hebdo, un semanario que suele hacer mordaces sátiras de políticos de toda corriente ideológica y de todas las religiones, muestra a Erdogan en camiseta interior y calzoncillos y con cara de lujuria

Bajo la frase "En privado es muy divertido", se ve al político levantando el hábito de una mujer con una bandeja de bebidas, al tiempo que exclama "¡Ohhh, el profeta!"

El propio Erdogan reaccionó con desdén, al declarar que no había visto la portada ni pensaba verla, y que no merecía la pena comentarla siquiera.

"Mi tristeza e ira no se deben al atroz ataque contra mí, sino a que este mismo medio es la fuente de ordinarieces contra el Profeta", dijo Erdogan en referencia a previas caricaturas de Charlie Hebdo que ridiculizaban a Mahoma. 

"Sabemos que el objetivo no es mi persona, sino los valores que defendemos", añadió el presidente en un discurso en el Parlamento ante su partido, el islamista AKP, que gobierna Turquía desde 2002. 

Pero arremetió contra su homólogo francés, Emmanuel Macron, al que lleva días acusando de estar "obsesionado con el islam", aseverando que "Francia y Europa en general no se merecen las políticas de Macron y sus correligionarios, que siembran las semillas del odio". 

"Ahora me dirijo a Occidente: ¿No sois vosotros quienes matasteis a cientos de miles de personas en Ruanda, quienes matasteis a millones en Argelia? ¿No sois vosotros los que habéis ido en África solo a los países que tienen diamantes, fosfato y oro para matar a la gente? ¡Sois asesinos, asesinos!", tronó el presidente. 

CHOQUES GEOPOLÍTICOS 

La tensión entre Ankara y París lleva meses fraguándose al chocar sus intereses geopolíticos en Libia, en el Mediterráneo oriental y desde el mes pasado también en el Cáucaso, y numerosos diarios caracterizan Francia desde hace meses como enemigo principal del islam, destacando su historia colonial. 

Las tensiones se han exacerbado desde el atentado, el pasado 16 de octubre, contra el profesor francés Samuel Paty decapitado en París por un islamista checheno por enseñar caricaturas de Mahoma en una clase sobre la libertad de expresión. 
Esas caricaturas, publicadas en varias ocasiones en la última década por Charlie Hebdo, víctima de un atentado islamista en 2015 en el que murieron doce personas, han sido defendidas por París como legítimas, mientras que Erdogan insiste en que la libertad de expresión no abarca los ataques a la religión.

CARICATURA DE MACRON 

La negativa del presidente turco a aceptar la sátira contra su propia persona y contra valores que considera sagrados han reducido al mínimo la tradición de revistas satíricas de Turquía, habituadas durante décadas a parodias mordaces pero ahora bajo continua amenaza judicial. 

Solo ha florecido en los últimos años la publicación Misvak que utiliza el humor gráfico a favor de la política de Erdogan y para ridiculizar a sus enemigos, entre ellos Macron. 

El jueves pasado Misvak difundió una caricatura que muestra al presidente francés caracterizado como cerdo, alimentándose de excrementos etiquetados con la palabra 'Racismo' y expulsando a modo de ventosidad un ejemplar de la revista Charlie Hebdo. 

Turquía ahonda tensiones con Francia tras la caricatura de Charlie...
Comentarios