La Unión Europea se divide a la hora de aceptar o no a los desertores rusos

Los países bálticos consideran que huir del llamamiento a filas de Moscú no es suficiente para recibir este beneficio ▶ Sin embargo, ministros alemanes abren las puertas a ofrecer visados a aquellos ciudadanos que huyan de Rusia
Un hombre es detenido en San Petersburgo durante las protestas contra la movilización anunciada por Putin. ANATOLY MALTSEV (EFE)
photo_camera Un hombre es detenido en San Petersburgo durante las protestas contra la movilización anunciada por Putin. ANATOLY MALTSEV (EFE)

El anuncio de que miles de personas tratan de salir de Rusia para buscar refugio en el extranjero y evitar así ser llamados a filas ha generado división en Bruselas y ha abierto el dilema de si los Veintisiete deben abrir sus puertas a estos desertores o si deben mantener el endurecimiento de política de fronteras decretado tras suspender el acuerdo de facilitación de visados a ciudadanos rusos. Las diferentes posturas de los Estados miembros empezaron a aflorar este jueves. Los países bálticos han dejado claro que no consideran que huir del llamamiento a filas de Moscú sea suficiente para recibir asilo en la UE.

Funcionarios de los tres países –Estonia, Letonia y Lituania– señalaron que probablemente los desertores no serían bienvenidos y serían rechazados, además de recordar la prohibición vigente de que los rusos crucen las fronteras de los países bálticos por turismo y otras razones no esenciales.

A pesar de los llamamientos desde Bruselas a una postura común, el ministro de Asuntos Exteriores de Letonia, Edgars Rinkevics, anunció en Twitter que "Letonia no expedirá visados humanitarios ni de otro tipo a los ciudadanos rusos que eviten la movilización, ni modificará las restricciones para los ciudadanos rusos con visados Schengen introducidas desde el 19 de septiembre".

El ministerio lituano no descartó admitir a los evasores de la movilización rusa, pero dijo que el país "no tiene el objetivo ni la capacidad de expedir visados por motivos humanitarios a todos los rusos que lo soliciten".

Desde Alemania, por el contrario, se ha animado a buscar protección en la UE a los desertores que se oponen a las políticas de Putin y corren el riesgo de sufrir "serias represalias" por sus acciones.

La ministra alemana del Interior, la socialdemócrata Nancy Faeser, se mostró abierta a ofrecer asilo a desertores rusos.

"Cualquiera que se oponga con valentía al régimen del presidente Vladimir Putin y que, por tanto, se pone en el mayor de los peligros, puede solicitar asilo en Alemania por motivos de persecución política", afirmó Faeser.

La ministra señaló que Alemania acoge ya desde hace meses a disidentes rusos perseguidos y amenazados y añadió que la agresión cada vez más brutal de Rusia contra Ucrania va acompañada de una represión interna cada vez más fuerte, especialmente contra la prensa, activistas de derechos humanos y opositores.

Del "ilimitado desprecio por la humanidad" del presidente ruso no se libran ni sus propios soldados, afirmó la ministra.

MOVILIZACIÓN. En cuanto a la movilización parcial decretada por Putin, muchos reservistas ya han sido notificados de su deber de unirse a las filas del Ejército para luchar en Ucrania, mientras que otros intentan eludir la citación intentando abandonar el país.

Las citaciones oficiales empezaron a entregarse en distintos puntos del país ya el miércoles, el día en que Putin anunció la medida, que afectará a unos 300.000 reservistas, y ante la reacción social, el Kremlin tuvo que desmentir la supuesta intención de llamar a filas a un millón de personas.

El medio siberiano Taiga.info publicó un vídeo en el que se puede ver cuatro autobuses aparcados delante de un estadio de la ciudad de Neriungri, en Yakutia, el Lejano Oriente, que recogían a algunos de los miles de reservistas que Putin ha ordenado enviar a combatir. Familiares se despedían de ellos con lágrimas en los ojos.

En principio, Putin aseguró que solo serán llamadas aquellas personas que han cumplido el servicio militar obligatorio, tienen experiencia en combate o alguna especialidad que necesiten las Fuerzas Armadas. Pero hay dudas sobre esta aseveración, pues han comenzado a hacerse públicos casos que apuntan a que también otros hombres que no son reservistas han sido citados.

Una periodista de Ulan Ude publicó un vídeo en el que denuncia que su esposo, de 38 años y con 5 hijos, fue citado por la noche pese a no estar en la reserva y pese a la ley federal que prohíbe a movilizar a reservistas con tres hijos y más.

Protestas. Cerca de 1.400 rusos detenidos
Al menos 1.386 personas fueron detenidas en Rusia en las protestas convocadas por un movimiento pacifista contra la movilización parcial decretada por Putin. Según OVD-Info, la Policía actuó con violencia contra los manifestantes y entre los detenidos hay varios periodistas e incluso menores de edad.

Finlandia
La llegada de ciudadanos rusos a la vecina Finlandia por carretera aumentó un 57%, según informó la Guardia de Fronteras finlandesa. A lo largo de la jornada del miércoles, un total de 4.403 ciudadanos rusos cruzaron la frontera del sureste finlandés, la más concurrida debido a su proximidad con San Petersburgo, según informaron ayer las autoridades fronterizas.

Sin vuelos
Los vuelos desde Rusia se dispararon de precio y se agotaron. El Kremlin no ha aclarado si la "movilización parcial" implica una prohibición de salida del país.

10.000
Cerca de 10.000 hombres se alistaron en las filas del Ejército ruso para ser enviados a Ucrania.