En vísperas de los cien días de guerra: el foco militar está en Severodonetsk

Zelenski afirma que el 20% del territorio de Ucrania está controlado por las tropas rusas
Vecinos de Zaporiyia. ROMAN PILIPEY
photo_camera Vecinos de Zaporiyia. ROMAN PILIPEY

El presidente ucraniano, Volodímir Zelenski, aseguró este jueves que Rusia controla aproximadamente un 20% del territorio de su país y que la línea de frente de combate se extiende a lo largo de más de mil kilómetros.

"Estamos luchando contra prácticamente el Ejército ruso al completo para defendernos. La totalidad de las fuerzas armadas rusas están participando en los combates", afirmó, en un mensaje virtual lanzado al Parlamento de Luxemburgo, reproducido por el portal Ukrinform.

Según Zelenski, las tropas rusas han entrado en 3.620 localidades o aldeas del país, de las cuales 1.017 han logrado ser "liberadas" por el ejército ucraniano.

El líder ucraniano recordó, asimismo, que su país está luchando por defender su integridad territorial desde hace ocho años, en alusión a la anexión de la península de Crimea de 2014.

Situación de la guerra a 1 de junio. EP DATA
Situación de la guerra a 1 de junio. EP DATA

El foco, en Severodonetsk

Las fuerzas rusas concentran su ofensiva en la ciudad ucraniana de Severodonetsk, en la región oriental de Lugansk, donde en las últimas horas están efectuando distintas operaciones de asalto, según el último parte del Estado Mayor de las Fuerzas Armadas de Ucrania.

"El enemigo está realizando operaciones de asalto" con el apoyo de fuego de mortero en Severodonetsk y en localidades cercanas como Bobrove y Ustynivka, señala el parte castestre de este jueves.

En las últimas 24 horas, añade, Ucrania ha frenado trece ataques enemigos en las regiones de Donetsk y Lugansk, y ha destruido dos tanques, seis sistemas de artillería, ocho vehículos blindados de combate y cuatro camiones de los invasores.

No obstante, en Donetsk las fuerzas rusas continúan atacando posiciones de las tropas ucranianas con morteros y artillería.

Ataques ucranianos a barcos rusos

El parte militar ucraniano recoge además que sus tropas han destruido dos barcos rusos en el estuario Dnipro-Buh, mientras que en aguas del Mar Negro y el Mar de Azov, los buques de guerra de Moscú continúan aislando el área y bloqueando la navegación civil.

También el estadounidense Instituto para el Estudio de la Guerra (ISW) recoge en su análisis de hoy sobre la situación del conflicto la destrucción, por parte de Ucrania, de dos barcos de desembarco rusos.

Los expertos de este organismo de análisis estratégico y militar con sede en Washington indican además que las autoridades rusas probablemente estén anticipando la presión ucraniana en la región de Lugansk y destacan que la contraofensiva ucraniana en Jersón ha sorprendido a las tropas de Moscú. 

Además, la captura de la capital ucraniana de Kiev es uno de los objetivos prioritarios del ejército ruso, afirmó este jueves el jefe del estado mayor de la administración militar de la ciudad, Serhiy Korniychuk.

La concentración de la ofensiva rusa en el Donbás, en el este del país, no quiere decir que las fuerzas de Moscú hayan abandonado la meta de tomar Kiev, advirtió Kornychuk, citado por la agencia Ukrinform.

Mercenarios en combate

El Ministerio de Defensa de Rusia afirmó este jueves que el número de mercenarios que luchan del lado de las fuerzas ucranianas se ha reducido a la mitad, para situarse en unos 3.500.

"Centenares de mercenarios extranjeros en Ucrania han sido abatidos con armas rusas de precisión y gran alcance poco después de arribar a lugares de entrenamiento", dijo el portavoz castrense general mayor Ígor Konashénkov.

Según Konashénkov, "el flujo de mercenarios a Ucrania prácticamente ha cesado". 
La gran parte de los extranjeros, agregó, fueron eliminados en combate "por su escaso nivel de preparación y falta de experiencia real de combate".

Konashénkov agregó que los mercenarios, según el derecho humanitario internacional, no van a ser tratados como prisioneros de guerra y tendrán que afrontar responsabilidades penales. 

La Opep y el conflicto

La Opep, liderada por Arabia Saudí, junto con un grupo de países petroleros, especialmente Rusia, celebran una reunión ministerial en la que decidirán si insisten con su plan de elevar la producción lentamente o si reaccionan ante el encarecimiento de la energía con una mayor apertura de los grifos.

La reunión de esta alianza de 23 países, creada hace tres años, tiene lugar en medio de crecientes rumores de que varios de los socios están maniobrando para eximir a Rusia del cumplimiento de sus cuotas, ante la evidencia de que su capacidad de bombeo se ha visto afectada por las sanciones de Occidente por su ataque a Ucrania.

El país árabe se ha resistido hasta ahora a las peticiones de Estados Unidos de que acelere el aumento de la producción de crudo, a pesar de que los precios del barril rondan los 120 dólares, el nivel más alto en una década, señala ese medio.

La opinión de Arabia Saudí es que, si bien el mercado petrolero está indudablemente ajustado, lo que ha impulsado el aumento de los precios, todavía no hay una auténtica escasez, según las fuentes diplomáticas citadas en ese artículo.