Wikileaks revela los nombres de seis diputados albaneses relacionados con el narcotráfico

Seis diputados del parlamento albanés están relacionados con el crimen organizado y el narcotráfico, entre ellos el actual ministro de Transportes, Sokol Olldashi, según revelan cables de WikiLeaks divulgados este martes por la prensa local.

En un cable fechado el 13 de agosto del 2009 y titulado Los criminales hacen la ley en el parlamento de Albania el embajador norteamericano en Albania, John Withers, revela los nombres de los implicados, como el ministro Olldashi, el nuevo alcalde de Tirana, Lulzim Basha, y el líder de la oposición socialista Gramoz Ruci.

En la información también se acusa al primer ministro albanés, Sali Berisha, a su familia y a varios ministros de su gobierno de tener conexiones con tramas corruptas y el crimen organizado.

Withers también denuncia, citando a fuentes no oficiales, a altos cargos albaneses que piden una extorsión de hasta 7.000 dólares a cada soldado que Tirana envía a Irak o Afganistán, según el diario Shekulli.

Esta suma representa la mitad del total de las dietas que los soldados perciben de organizaciones internacionales durante su presencia de seis meses en estos países y para pagarla la mayoría de esos militares debe solicitar un crédito bancario.

Entre los sospechosos de quedarse con estas cantidades está el comandante Xhemal Gjunkshi, nombrado el 8 de agosto por Berisha como jefe del Estado Mayor del Ejército albanés, según WikiLeaks.

También se denuncia a la cúpula de la policía por haber ayudado a un conocido criminal albanés, Dritan Dajti, a escapar del arresto en el pasado, escribe Withers.

Dajti, uno de los delincuentes más peligrosos de Albania, mató a cuatro policías durante la operación de su arresto en agosto del 2009.