martes. 21.09.2021 |
El tiempo
martes. 21.09.2021
El tiempo

¿Cómo se determina el valor de una acción?

Panel Bolsa

Tal vez parezca una pregunta sencilla, pero en realidad existen diversos métodos que se emplean para saber si una acción es cara, barata, si está subiendo o bajando de valor, entre otras cosas. Aunque todos podamos ver los indicadores que reflejan los precios de las acciones a nivel mundial, es interesante conocer cómo se determina ese valor, con el fin de ampliar los conocimientos sobre el tema y poder  anticiparse a las futuras subidas o bajadas en el precio. La forma más sencilla de calcular el precio accionario es revisando el balance general de la empresa, tomando en cuenta el patrimonio y los activos que tenga. De acuerdo al valor que tenga dicha organización, se divide ese monto entre la cantidad de acciones disponibles. Evidentemente, a mayor número de acciones, más se dividirá el monto total. El método antes mencionado se conoce como la estimación del valor patrimonial y lo puede hacer tanto un economista como un tasador profesional, todo va a depender del profesional facultado para eso en la región donde se realice. No obstante, esta técnica presenta una desventaja, debido a que podría representar el cálculo correspondiente a un mes, trimestre o semestre, por lo que es estático, y en la actualidad las transacciones tienen un ritmo muy dinámico, que puede alterar las estimaciones.

¿Qué otras técnicas existen para calcular el precio accionario?

Aparte del cálculo patrimonial, también se podría analizar el flujo de caja, que se refiere a la capacidad de la empresa de generar ingresos constantemente. A pesar de que las opiniones digan que la compañía va bien, se debe complementar con una revisión a fondo. Por cierto, hablando de opiniones, unas que han resultado útiles por internet son las de https://etoroopiniones.net/, por lo que vale la pena echarles un vistazo. De vuelta al análisis de flujo de caja, una de las ventajas que posee es que permite proyectar ganancias estimadas a futuro, a través de promedios de varios meses (o años), y enlazarlos con el éxito reciente que haya tenido la empresa. Como no todo puede ser bueno, la desventaja con este tipo de evaluaciones es que mientras más lejos se proyecte en comparación con el momento presente, más difícil será realizarlo. Para enterarse del porqué es importante hacer proyecciones en toda organización, se sugiere revisar este contenido.

Análisis técnico o fundamental

El análisis fundamental o teórico se relaciona con los métodos mencionados anteriormente, de manera que se tenga un valor objetivo, o precio al que debería tasarse la acción. Luego se compara ese costo con el indicador de valor en el mercado accionario. Si en dicho mercado la acción tiene un coste más bajo, eso es un posible indicador de que debería subir con el tiempo, puesto que las técnicas empleadas dieron como resultado un monto más alto. Cabe acotar que esos métodos son fiables siempre y cuando se hagan correctamente, tal como ocurre con cualquier otro cálculo matemático. Retomando la comparación con el valor en el mercado, si el costo termina siendo más alto que el evaluado de forma profesional, significa que hay una sobrevaloración, o estimación “demasiado optimista”. El otro análisis factible es el técnico, que se apoya en tendencias, gráficos y la evolución reciente de las acciones. No obstante, como es tan lineal, presenta una falla: lo que haya sucedido antes no necesariamente tiene porque repetirse en el futuro. En cualquier entorno empresarial pueden haber imprevistos y sorpresas, las cuales pueden ser favorables o desventajosas. Por último, se debe señalar que no hay necesidad de limitarse por un análisis o el otro; es perfectamente válido usar ambos, con el fin de realizar una evaluación exhaustiva.

¿Cómo se determina el valor de una acción?
Comentarios
ç