domingo. 01.08.2021 |
El tiempo
domingo. 01.08.2021
El tiempo

Los contagios se reducen, pero las familias no se recuperan del covid-19

Un cartel sobre el coronavirus. ARCHIVO
Un cartel sobre el coronavirus. ARCHIVO

La campaña de vacunación lanzada por el gobierno está mostrando resultados positivos, que describen una drástica disminución del número de contagios diarios de covid-19 a lo largo y ancho del país. Se trata de los primeros avances para una sociedad y una economía que han sido duramente golpeadas en el último año.

Cifras que esperanzan

De acuerdo con lo informado por el Ministerio de Sanidad, el crecimiento diario de nuevos enfermos de covid se ha desacelerado considerablemente este mes, en particular cuando se compara con los peores números diarios registrados a comienzos del año. La llegada de los meses cálidos, que permite que la gente pueda estar al aire libre con menores riesgos, y, fundamentalmente, una mayor proporción de la población que ya ha sido vacunada con una o dos dosis, han tenido un efecto contundente sobre la incidencia de la pandemia en España.

Si se continúa con este ritmo de aplicación de las vacunas, es de esperar que se alcance una cobertura que garantice la inmunidad de rebaño antes del fin de 2021. Esto podría permitir una verdadera reactivación económica, con un regreso a los niveles de producción de hace dos años.

La recuperación aún no llega

Si bien el pronóstico es óptimo para finales de este año, la situación de cada uno de los sectores de la economía nacional es muy diverso. Las empresas deben relanzar sus proyectos de inversión y ajustar sus esquemas de ventas pensando en el futuro, pero la realidad muestra todavía un mercado interno deprimido y con poca capacidad de compra de bienes y servicios.

El temor a una nueva ola provocada por cepas nuevas del virus, frena el funcionamiento pleno de muchas compañías, que no quieren arriesgarse a sufrir un nuevo golpe financiero. Esto se traduce en una situación muy precaria para las familias españolas, porque el empleo está muy lejos de recuperarse y alcanzar niveles comparables a la prepandemia.

Los préstamos personales: un desahogo para cada vez más familias

Pese a lo dicho anteriormente con respecto a la mejora en la actividad económica que experimenta el país, fruto del menor número de contagios diarios y al efecto de la vacunación masiva, no todas las personas han logrado reinsertarse en el mercado laboral.

Quienes se encuentran en el paro no vislumbran aún una perspectiva cierta de encontrar un empleo en el corto plazo, mientras que muchas de las empresas que han aplicado estrategias de reducción del personal o de la duración de la jornada de trabajo no cuentan con la solidez financiera como para invertir en contratación de empleados.

Es por este motivo que, para muchas familias, la necesidad de dinero es ya apremiante, especialmente después de de unos largos meses sin ingresos debido a la pandemia. En estos casos, los préstamos rápidos pueden ser un verdadero alivio.

Los préstamos rápidos tienen como característica principal que son otorgados rápidamente y sin que las entidades soliciten una gran cantidad de documentación. Como las cantidades son pequeñas, no se realiza un análisis exhaustivo del historial de crédito del cliente, e incluso pueden pedirlos personas con antecedentes de deuda e impago.

Por su sencillez, estos préstamos son ideales para que las familias afectadas seriamente por el covid puedan hacer frente a gastos inmediatos, como las facturas de los servicios, reparaciones domésticas o compras del día a día. Un préstamo rápido les puede permitir salir momentáneamente a flote, a la espera de que la situación económica del país se recupere.

Más allá de sus beneficios, este tipo de créditos también tienen inconvenientes. La facilidad con la que se pueden pedir, generalmente de forma online con solo completar un breve formulario, es una tentación para conseguir dinero inmediatamente, pero sus altas tasas de interés pueden resultar muy perjudiciales. Por lo tanto, antes de solicitar uno de estos préstamos es necesario asegurarse de que se entienden sus condiciones y de que se podrán devolver.

Los contagios se reducen, pero las familias no se recuperan del...
ç