miércoles. 27.01.2021 |
El tiempo
miércoles. 27.01.2021
El tiempo

Los desafíos de la transformación digital

Un ordenador portátil
Un ordenador portátil

La pandemia causada por el covid-19 ha desafiado al sistema educativo en todo el mundo y ha obligado a los educadores a cambiar de la noche a la mañana del modo de enseñanza tradicional al modo de enseñanza en línea. Muchas instituciones, antes reacias a cambiar su enfoque pedagógico clásico, no tuvieron más remedio que pasar completamente a la enseñanza en línea.

Si bien la transformación digital fue, por lo tanto, sólo una parte de la estrategia de crecimiento de muchas empresas y organizaciones, con la llegada de la pandemia se ha convertido en la prioridad de los intereses mundiales.

Este cambio ha afectado todos los aspectos del aprendizaje y la educación. La dinámica dentro de las aulas ha cambiado, los cursos "prácticos" se han visto afectados y los entornos de aprendizaje tradicionales se han trasladado a plataformas digitales.

 

La situación del aprendizaje electrónico en los países de la OCDE

Con el repentino cierre de universidades y escuelas debido a la crisis del coronavirus, ha surgido la necesidad de trasladar la educación tradicional a Internet, y se ha planteado la cuestión de la capacidad de cada país para responder a esta necesidad. 

Pero, ¿qué país está liderando la carrera hacia la educación completamente en línea?

Preply, la plataforma de aprendizaje en línea, ha publicado un estudio sobre el estado actual del aprendizaje y la educación en línea, en el que se comparan países de todo el mundo.

El estudio se centra en la infraestructura de educación en línea, o e-learning de los países miembros de la OCDE y afirma que la falta de herramientas tecnológicas es un obstáculo para el crecimiento de la educación en línea: por ejemplo, sólo el 78,4% de la población española tiene acceso a una computadora en casa y a Internet de banda ancha. ¿Qué pasa con los otros países? Los Países Bajos encabezan la lista con el 97,6% de la población - Alemania le sigue con el 92,9% y Suiza con el 90,3%, mientras que México cierra la tabla con sólo el 44,3% de su población que tiene una computadora en casa. Más información sobre el índice de aprendizaje electrónico en https://preply.com/es/d/e-learning-index/.


Obstáculos para el aprendizaje en línea

Otro desafío de la transformación digital se refiere al diseño de las plataformas de aprendizaje electrónico, que no debe desviarse de las mejores prácticas de diseño de sitios web para cursos en línea. Por ejemplo, una navegación clara, estructurada y lógica es esencial para que los alumnos puedan navegar fácilmente. La frustración de no saber cómo volver a una página web o a una parte del curso en el que estuviste puede limitar y empobrecer la experiencia de aprendizaje del estudiante. Incluso cosas aparentemente pequeñas, como la facilidad para restablecer una contraseña, pueden marcar la diferencia en la experiencia de aprendizaje en línea.

La experiencia de aprendizaje en línea no es el único aspecto en el que hay que centrarse; de hecho, la experiencia de enseñanza desempeña un papel complementario y crucial en el éxito de una plataforma de aprendizaje electrónico. En un aula en línea, los estudiantes a menudo se sienten desconectados de su profesor, y puede resultar difícil para el profesor enseñar en línea si tiene dificultades para evaluar cómo los estudiantes entienden el contenido del curso.

 

Ayuda de la tecnología

Una tendencia será el desarrollo de aulas virtuales. En algunos campos como la arquitectura, la química, la microbiología, el diseño o la medicina, es necesario que los estudiantes vean la información en la pantalla, y no sólo que escuchen al profesor. Las tecnologías AR (realidad aumentada), VR (realidad virtual) y MR (realidad mixta) llevarán la experiencia de aprendizaje en línea al siguiente nivel, por ejemplo, colocando a los estudiantes en entornos virtuales que imitan el mundo real. Esto puede ser a través de un avatar o una versión digital real de sí mismos.

Estas tecnologías también jugarán un papel importante en el aspecto de la participación del estudiante: dado que la concentración durante un curso (tanto en línea como fuera) tiende a disminuir, el juego puede ayudar a mantener la concentración en lo que se está estudiando. 

La transición al aprendizaje en línea requiere una profunda revisión de los cursos y programas de aprendizaje, especialmente en lo que respecta a las herramientas tecnológicas que pueden ser una barrera para los profesores y los estudiantes. Aparte de los obstáculos preexistentes, como la mala conectividad y el ancho de banda, la exclusión digital en cuanto a la asequibilidad de los dispositivos y la falta de conocimientos digitales, el nuevo reto más importante es desarrollar todo un ecosistema del proceso de enseñanza-aprendizaje en línea que sea comparable, o mejor, que el sistema tradicional.

Los desafíos de la transformación digital
Comentarios