Jueves. 14.12.2017 |
El tiempo
Jueves. 14.12.2017
El tiempo

FICHA TÉCNICA

1-1. El Celta pierde en los penaltis el Memorial Quinocho ante el Udinese

Mallo y Lasagna luchan por un balón
Mallo y Lasagna luchan por un balón
Maxi Gómez adelantó a los vigueses y De Lima empató a seis minutos del final

El Celta de Vigo sumó su tercer empate consecutivo en esta pretemporada ante el Udinese italiano, en un partido en el que dominó a su rival desde el principio pero, al igual que ante el Bayer Leverkusen, lo penalizó un error defensivo en la recta final.

En su presentación ante sus aficionados, el Celta mostró sus señas de identidad. Unzué quiere un equipo de toque, que construya desde atrás todas sus jugadas aunque ello conlleve, muchas veces, abusar de los pases horizontales en el centro del campo. En el penúltimo ensayo veraniego, el navarro siguió probando jugadores.

Ante un rival que se limitó a cumplir el trámite de invitado, el dominio celeste en el primer tiempo fue abrumador. Mucha posesión pero también poca profundidad. El Udinese, bien plantado, casi ni sufrió.

Iago Aspas con un centro que se envenenó creó la única ocasión de peligro hasta que al filo del descanso el delantero uruguayo Maxi Gómez, después de un monumental error en el despeje del central Nuytinck, abrió el marcador, después de controlar con el pecho y matar a puerta vacía.

Minutos antes había rozado el gol el conjunto italiano con un disparo de Hallfredsson que se marchó rozando la portería de Iván Villar, la principal novedad en el once de Unzué.

El entrenador del Udinese, Luigi Delneri, realizó numerosos cambios en el descanso pero su equipo no logró engancharse al partido. El Celta siguió teniendo el balón y con un centro de Aspas, al que no llegó por poco Maxi Gómez, pudo sentenciar a su rival.

No se cansó de mover de lado a lado el balón el equipo gallego, tan dominante como incapaz de generar ocasiones claras de gol, en un partido triste y que careció de intensidad. Y esa falta de definición lo penalizó: en el minuto 84 el brasileño Ewandro De Lima no desaprovechó un regalo defensivo para fusilar, en el segundo intento, a Rubén Blanco.

El XXII Trofeo Memorial Quinocho se decidió en la tanda de penaltis. Por el Celta fallaron Tucu Hernández, Cabral y Guidetti y marcaron Costas y Wass; por el Udinese fallaron Angella y Balic y marcaron Al-Tameemi, De Lima y Fofanaseko. El trofeo vuela para Italia; el Celta de Unzué sigue sin ganar un partido de noventa minutos -venció únicamente al Sporting en el triangular de Ferrol-.

1-1. El Celta pierde en los penaltis el Memorial Quinocho ante el...
Comentarios