lunes. 18.11.2019 |
El tiempo
lunes. 18.11.2019
El tiempo

Condenan a 15 años de prisión a un pontevedrés que robó, pegó, secuestró e intentó violar a una mujer en Benidorm

El condenado también retuvo a los dos hijos menores de la víctima, a los que amordazó y amenazó a punta de pistola

La Audiencia Provincial de Alicante ha condenado a un pontevedrés a quince años de prisión tras considerar acreditado que cometió toda una espiral delictiva que incluyó el secuestro, la agresión y el intento de violación de una mujer en la localidad de Benidorm en septiembre de 2006.

El tribunal levantino consideró probado que el gallego, "con el ánimo de obtener un beneficio ilícito, se dirigió al domicilio de sus vecinos", en el que se encontraban una mujer y sus dos hijos pequeños. El ahora condenado entró en la vivienda con una pistola y una navaja tipo mariposa, ocultando su rostro con una media y exigiéndoles dinero.

En primer lugar obligó a la mujer a maniatar a sus hijos mientras le apuntaba con la pistola, al tiempo que les amordazaba con una cinta para que no pudiesen pedir auxilio.

La mujer, atemorizada por la situación, entregó al asaltante 70 euros. El pontevedrés, que exigía más dinero, salió con ella con la intención de ir al cajero. Cuando volvió se percató de que los niños se habían zafado de sus ataduras, por lo que volvió a amenazarles y a rebuscar por toda la casa.

En vista de que no halló nada, cambió sus planes y obligó a la mujer a salir de la vivienda. Sin embargo, cuando iba a llegar al portal vio a la Policía, cuyos agentes habían sido avisados por los pequeños. "La has cagado, eso han sido tus hijos", le dijo, al tiempo que la llevaba hacia la puerta trasera del edificio, por donde salieron.

Instantes después, obligó a su víctima a que llamase a su marido para pedirle un rescate de 5.000 euros.

A continuación la trasladó a un habitáculo de un parking cercano, la amenazó y la golpeó en la cara. Tras obligarla a desnudarse (la víctima se quedó en ropa interior), comenzó a manosearla y se bajó los pantalones, intentando, a punta de pistola, que le practicase una felación.

Posteriormente intentó penetrarla en al menos dos ocasiones, sin éxito. Sobre las 3.35 de la madrugada, la víctima logró huir hasta un edificio cercano, logrando auxiliarse en uno de los pisos.

La Audiencia impuso al acusado cuatro años y tres meses de cárcel por el robo, tres años por el secuestro, un año por cada uno de los delitos de lesiones y seis años más por la agresión sexual en grado de tentativa.

Los menores sufrieron importantes alteraciones emocionales

Tras los hechos, los hijos menores de la víctima sufrieron "importantes lesiones psíquicas, consistentes en estrés postraumático, siendo necesario, además de una primera asistencia facultativa, tratamiento psicológico que les ayude a entender los acontecimientos que sucedieron y la gestión de sus emociones, así como las alteraciones de atención", detalla la sentencia.

Cada uno de ellos será indemnizado con 6.000 euros, según el dictamen.

La mujer sufrió lesiones físicas consistentes en dolor cervical, heridas en antebrazos y arañazos en distintas partes del cuerpo. Precisó tratamiento médico psicológico, permaneciendo 80 días de baja laboral y continuando el citado tratamiento en la actualidad.

La sentencia incluye una indemnización de 15.000 euros para la víctima en concepto de responsabilidad civil por los daños morales y 9.280 por las lesiones físicas. El pontevedrés permanece en prisión desde aquel día.

Condenan a 15 años de prisión a un pontevedrés que robó, pegó,...