FICHA TÉCNICA

32-31- El Cisne prolonga su mala racha

Los pontevedreses volvieron a caer por un único tanto de diferencia ante el Torrelavega, con lo que ya suman cuatro derrotas consecutivas y pasan a la parte baja de la tabla
Instantánea de una jugada del Cisne ante el Amenábar en el pabellón del CGTD
photo_camera Instantánea de una jugada del Cisne ante el Amenábar en el pabellón del CGTD

El Cisne no fue capaz de salir de su mala racha este sábado en Torrelavega y volvió a caer por un único tanto de diferencia. Los hombres de Jabato jugaron un partido con muchos altibajos, en el que remaron a contracorriente durante toda la segunda parte para terminar poniéndose por delante (30-31) a falta de dos minutos y medio.

Esos últimos compases fueron desastrosos para el equipo pontevedrés, que encajó dos goles y erró dos ataques para volverse sin nada de Cantabria. Es la cuarta derrota consecutiva -todas ellas por un solo tanto- para el equipo colegial, que tras su gran inicio se queda ahora en la zona baja de la tabla.

El Cisne comenzó el choque muy intenso en su defensa 6-0, con Tenorio y Miguel Simón en el bloque central, muy fuertes y agresivos. El buen desempeño defensivo del conjunto blanco ayudó al genial el inicio de Dani Fernández, que con cuatro paradas -una de ellas a un lanzamiento de siete metros- impulsó al Cisne a comandar el marcador (3-6) en el minuto diez, lo que obligó al técnico local, Diego Soto, a pedir su primer tiempo muerto.

Tras la reanudación, el conjunto cántabro reaccionó con un cambio a defensa 5-1 que atascó un poco los ataques del cuadro cisneísta y permitió igualar el choque a siete con un parcial de 4-1 en apenas cinco minutos y que obligó a Jabato a pedir tiempo muerto. Fue Álex Conde el que recogió el testigo de Tenorio en defensa para volver a subir el nivel de agresividad en el 6-0 visitante. Arriba, Dani Ramos seguía sumando tantos a su cuenta y junto a él Andrés Sánchez, que asumió la responsabilidad ofensiva con tres tantos prácticamente consecutivos que dejaron el marcador muy igualado en el descanso (16-15).

El conjunto blanco mejoró en ataque, pero seguía sin estar fino atrás. De esta forma, el marcador se estabilizó en torno a los tres goles de ventaja a favor del equipo cántabro. A pesar de tener todo en contra, Álex Chan puso la igualada y Javi Vázquez, desde los siete metros, el 30-31 que olía a victoria. Pero tras un tiempo muerto, la reacción del Torrelavega fue inmediata y con dos goles consecutivos, un error de Carlos Pombo y una falta en ataque de Dani Ramos se quedó con la victoria (32-31) y dejó con un palmo de narices al conjunto blanco.