34-23. El Teucro muestra su peor cara en Huesca

Aunque salieron más enchufados tras el descanso, los de Quique Dominguez no lograron remontar un marcador que fue siempre favorable al conjunto local
Un momento del partido
photo_camera Un momento del partido

Arrollado por el Bada Huesca. Así terminó el Teucro este sábado, tras sucumbir en la cancha oscense por once goles de diferencia (34-23).

Comenzó bien el choque para los locales que rápidamente adquirieron una renta de tres goles (4-1) en los primeros cinco minutos lo que propició que los de Quique Dominguez tuvieran que pedir tiempo para parar a los locales.

No conseguiría reaccionar el conjunto pontevedrés y lejos de mejorar la diferencia aun fue mayor para los locales (9-3) en el minuto 11, y otra vez pidió tiempo el entrenador del conjunto visitante para que no se fuera con más diferencia el Bada Huesca que se mostraba imparable con una defensa muy ajustada y cerrada, y en última instancia el portero Jorge Gómez desbarataba los ataques visitantes con buenas intervenciones.

Reaccionaría el Teucro en el ecuador de la primera parte con un parcial 1-5 que dejó el marcador con tan sólo dos goles de desventaja (10-8) entrando en el partido manteniéndose bastante igualado el encuentro aunque siempre fue favorable el marcador a los oscenses.

En los últimos minutos de la primera parte volvió otra vez el Bada Huesca a arrollar al Teucro con acciones rápidas en contraataques lo que hizo que cogiera desajustada la defensa visitante y aprovecharan para anotar cada vez que llegaba a la portería de Santana para tener una diferencia holgada de seis goles antes del descanso (18-12).

En la reanudación tras el descanso, el Teucro salió más enchufado en el partido y otra vez logró reducir su desventaja a tan sólo tres goles (20-17) gracias a la aportación de Blazquez que se mostró intratable durante todo el partido con sus lanzamientos, aunque el electrónico siempre estuvo favorable para los locales.

El Bada Huesca estuvo intenso durante todo el partido y aunque éste fue a rachas no se dejó inquietar por el Teucro que lo fiaba todo a Blazquez al que intentaron parar como fuera para que no lanzara con comodidad aunque siempre encontraba con su potente lanzamiento algún resquicio para perforar la portería contraria.

Los últimos minutos oscilaron con ventajas entre los cinco y siete goles favorables a los locales que nunca vieron peligrar la victoria con un final cómodo diferencia de otros partidos logrando una amplia victoria por once goles (34-23) en un partido cómodo para los oscenses.