jueves. 23.09.2021 |
El tiempo
jueves. 23.09.2021
El tiempo

Adif reconoce que el plan inicial contemplaba el ERTMS para toda la línea

El presidente del Administrador de Infraestructuras Ferroviarias (Adif), Gonzalo Ferre, ha explicado hoy que el tramo de la red ferroviaria Ourense-Santiago de Compostela estaba inicialmente planificado como alta velocidad, pero que posteriormente se modificó a línea convencional.

Ferre ha indicado durante su comparecencia en la Comisión de Fomento del Congreso de los Diputados que en el proyecto inicial el tramo Ourense-Santiago de Compostela, donde se produjo el accidente ferroviario el pasado 24 de julio, estaba planificado en ancho internacional y con sistema de seguridad ERTMS, capaz de frenar automáticamente el tren si excede la velocidad fijada en ese tramo.

Sin embargo, durante el desarrollo del proyecto y a propuesta de Adif, este tramo se realizó finalmente en línea convencional y con sistema de seguridad ASFA en el acceso a Santiago, que solo frena el tren si circula a más de 200 kilómetros por hora.

Ferre ha explicado que esta modificación se realizó porque el cambio entre ambos anchos de vía en las afueras tanto de las estaciones de Santiago de Compostela como en la de Ourense "supondría que apenas habría reducción de tiempos de viaje" con la alta velocidad.

Ferre ha apuntado al respecto que durante el periodo de audiencia pública "se recibieron más de 300 alegaciones y ninguna de ellas hacía mención al trazado del acceso a Santiago".

"El enclavamiento de Santiago se explota con sistema Asfa", ha indicado, que es el que está establecido para los trenes que no superan los 200 kilómetros hora.

Así, desde la salida de Ourense hasta ocho kilómetros antes de la estación de Santiago de Compostela la vía dispone de ambos sistemas de seguridad -ERTMS y Asfa- y cada tren puede elegir uno u otro. El tren siniestrado utilizó el sistema Asfa en todo el trayecto. Además, "la distancia desde el punto de salida (del sistema de seguridad) ERTMS y el de inicio de la limitación (de velocidad) a 80 kilómetros por hora es de 4.061 metros", es decir, "la limitación comienza después de la señal de entrada".

Ferre también ha apuntado que la vía "había sido inspeccionada y auscultada el pasado 20 de abril".

Tras el accidente, Adif ha instalado carteles de limitación y balizas asociadas a ellas en las inmediaciones del lugar donde se produjo el siniestro, lo que ha permitido "liberar las vías y restablecer el servicio ferroviario".

Ferre ha subrayado que Adif quiere "contribuir a que se esclarezcan las causas últimas del accidente" con el objetivo de aprender "las lecciones que se puedan tomar para evitar que un suceso de estas características vuelva a repetirse". También ha recordado que "el ferrocarril español ha hecho grandes progresos y es considerado uno de los mejores de mundo".

El presidente de Adif comparece hoy, junto al de Renfe, Julio Gómez-Pomar, para explicar sus actuaciones tras el accidente del pasado 24 de julio, que se saldó con 79 víctimas mortales, en una Comisión de Fomento extraordinaria que ha comenzado con un minuto de silencio a propuesta de su presidente, Celso Luis Delgado. 

Adif reconoce que el plan inicial contemplaba el ERTMS para toda la...
Comentarios
ç