Jueves. 20.09.2018 |
El tiempo
Jueves. 20.09.2018
El tiempo

Ascienden a 58 los fallecidos en Las Vegas y a 515 el total de heridos

El tirador, que se ha quitado la vida, era el estadounidense Stephen Paddock, de 64 años, que se habría convertido al Islam hace meses ►Daesh reclama la autoría de la masacre, pero el FBI descarta que exista una vinculación

El último balance de la Policía de Las Vegas eleva a 58 las víctimas mortales en el tiroteo que este domingo dejó más de medio millar de heridos de bala enntre los espectadores que asistían a un concierto de música country al aire libre. El responsable de la masacre fue el estadounidense Stephen Paddock, de 64 años. Un lobo solitario fuertemente armado que, apostado en el piso 32 del hotel Mandalay Bay, abrió fuego indiscriminadamente contra la multitud de más de 22.000 personas que disfrutaba del festival. Entre los fallecidos se encuentra el propio Paddock, que se quitó la vida. Cuando la policía llegó a su habitación lo encontró muerto, y con él hasta diez armas.

Tras el suceso, el grupo yihadista Estado Islámico (EI) asumía la autoría del tiroteo. En un comunicado a través de la agencia de propaganda afín al EI, Amaq, y cuya autenticidad no pudo ser verificada, la agencia aseguró que el responsable del atentado es "un soldado" de Dáesh que, según Amaq, actuó en respuesta a las acciones de la coalición internacional, liderada por Estados Unidos, que combate en Siria e Irak contra los radicales. Siempre según la agencia y en otro comunicado publicado justo después de la reivindicación, el supuesto autor del ataque, Stephen Paddock "se convirtió al islam hace varios meses".

Aun así, el Buró Federal de Investigación (FBI) descartó este lunes cualquier vínculo de ningún grupo terrorista extranjero con el tiroteo"No existe ningún vínculo conocido entre el tirador y ningún grupo extranjero conocido", señaló un portavoz del FBI durante una rueda de prensa celebrada en la ciudad.

EL ATAQUE. "En este momento hay más de 50 muertos", informó la Policía Metropolitana de Las Vegas sobre lo que ya se considera la peor matanza masiva en la historia de los Estados Unidos. En una rueda de prensa, el jefe de dicho cuerpo policial, Joe Lombardo, confirmó que los investigadores han hablado con la novia del atacante, Marilou Danley, de 62 años, que se encuentra en estos momentos fuera del país. Aunque se sigue considerando que ella es una "persona de interés" en este suceso, los agentes creen que no tuvo nada que ver con la masacre.


El ataque tuvo lugar en la noche del domingo, cuando junto al hotel Mandalay Bay de Las Vegas se celebraba el cierre del festival de música country 'Route 91 Harvest', que duró tres días. Ráfagas de fusiles automáticos desataron el pánico.

Lo que se suponía que iba a ser una noche de alegría, música y baile se convirtió a las 22.08 horas (05.08 GMT del lunes) en una pesadilla para la multitud que asistía al concierto, cuando empezaron a sonar las ráfagas de disparos. En un principio, según los testigos, las detonaciones se confundieron con la explosión de tracas de petardos, pero poco a poco el pánico se fue contagiando entre los asistentes cuando se empezaron a ver personas cayendo abatidas por las balas.

La escena fue recogida por numerosas personas que grababan el concierto con sus teléfonos móviles y que posteriormente publicaron las grabaciones en sus cuentas en las redes sociales de internet. En estos vídeos se pueden escuchar claramente largas ráfagas de disparos mientras se ve a la gente correr despavorida, de pie preguntándose qué sucede o tirada ya sobre la hierba protegiéndose de las balas o ya víctima de ellas.

"Abajo, quedaos abajo", se escucha a una mujer en uno de ellos, mientras otra persona grita que lo que hay que hacer es salir corriendo, antes de que surja el estruendo de otra ráfaga de fusil, de cuyo origen no parecen tener la más mínima sospecha.

Por la cadencia de las ráfagas, según los testigos, pareciera que Stephen Paddock sólo parase de disparar para poner un cargador nuevo tras haber agotado las bales del anterior. Tras ser alertados del tiroteo en el concierto y despachar al lugar varios coches patrulla, la policía averiguó que el ataque se llevaba a cabo desde lo alto del Hotel Mandalay, por lo que enviaron a un equipo de la unidad de elite SWAT .

Ascienden a 58 los fallecidos en Las Vegas y a 515 el total de heridos
Comentarios