Jueves. 18.10.2018 |
El tiempo
Jueves. 18.10.2018
El tiempo

Anova celebra su III Asamblea con 350 afiliados menos que en la anterior

Beiras, en el acto organizado con motivo del 80 aniversario del Estatuto de Autonomía y del asesinato de Alexandre Bóveda
Beiras, en el acto organizado con motivo del 80 aniversario del Estatuto de Autonomía y del asesinato de Alexandre Bóveda
Con Beiras dando un paso atrás para centrarse en En Marea, Antón Sánchez encabezará el sábado la lista oficial, todavía con la incógnita se si habrá alguna más

Cerca de 850 militantes están llamados este sábado a participar en la III Asamblea de Anova, que decidirá su nueva dirección, y que ha visto mermada su afiliación, después de la segunda asamblea celebrada en 2014, cuando contaban con casi 1.200 inscritos, aunque según los datos de la organización se trata de una tendencia que ha empezado a invertirse.

Después de la II Asamblea, celebrada en octubre de 2014, se produjo la baja colectiva de en torno a 200 personas, que se organizaron en torno al colectivo Cerna por discrepancias sobre el cómo participar en las iniciativas de unidad popular y la confluencia con otras organizaciones de cara a citas electorales.

Un cisma que no ha impedido que la militancia de ambas organizaciones apueste ahora por la unidad popular e incluso diputados de los dos partidos -Antón Sánchez y Davide Rodríguez por Anova y Paula Verao por Cerna- compartan En Marea como grupo parlamentario en la Cámara gallega.

INFORME DE GESTIÓN. A la marcha de Cerna, le siguió una mengua de un centenar de personas en el año 2015, pero que sin embargo en 2016 ha empezado a estabilizarse, y a crecer, sobre todo en las áreas de A Coruña, Ferrol y Compostela, según revela el informe de gestión de la actual dirección de Anova.

En dicho informe, Anova se reivindica como "pieza clave" en la configuración de la unidad popular en Galicia, siendo "el único actor político nacional de entidad del espacio del cambio y la ruptura democrática que apostó sin ambigüedades por el proceso de las mareas", aún en aquellos casos en los que la incertidumbre sobre el resultado del proceso era grande, frente al conservadurismo de los intereses partidarios.

La dirección actual de Anova, que se renovará este sábado, destaca que la organización que lidera Xosé Manuel Beiras estuvo implicada en la mayor parte de las hasta 70 candidaturas de unidad popular "que cambiaron el mapa político de Galicia" en las elecciones locales de 2015.

Destacan el "alto grado de implicación" de Anova, que aportó a "muchos de nuestros mejores cuadros las tareas de construcción y representación institucional de las mareas", destacando el caso del hasta ahora co-portavoz de la organización, Martiño Noriega, que bajo el paraguas de una candidatura de unidad popular se alzó con la Alcaldía de Santiago, convirtiéndose en uno de los principales referentes de la unidad popular en el país.

CRÍTICAS A PODEMOS Y EU. Tras ese logro y de cara a las citas electorales generales y autonómicas, frente al amparo claro de Anova por la confluencia, contraponen las posiciones "contradictorias" de las direcciones de Podemos Galicia y Esquerda Unida, e incluso a la llamada Iniciativa por la Unión que -censuran- "fue desde un primero momento una cortina de humo diseñada por el BNG con el objetivo central de detener el proceso de confluencia y configuración de un sujeto nacional autónomo y revertir el resultado de las elecciones municipales".

De hecho, en cuanto a la campaña electoral de septiembre de 2016 que colocó a En Marea como segunda fuerza en Galicia, desde Anova apuntan que la "dirección de campaña no dispuso de la correlación de fuerzas suficientes para imponerse a las dinámicas emanadas de la contradicción y el excesivo peso de las personas que configuraban las candidatura", desembocando en una campaña en la que el perfil rupturista de En Marea "quedó desdibujado", con unas propuestas programáticas "descafeinadas".

ANTÓN SÁNCHEZ, ¿Y ALGUIEN MÁS?. Sin embargo, este planteamiento no es compartido por toda la militancia, que ya evidenció un distanciamiento en las primarias de En Marea y que podría evitar que el sábado se presente una lista única para formar la nueva dirección, y el nuevo liderazgo del partido ya que el histórico Xosé Manuel Beiras se centrará en su papel como miembro del Consello das Mareas y Martiño Noriega continuará centrado en su papel como alcalde de la capital gallega.

Para sustituir este liderazgo, hasta ahora colectivo, la persona que cuenta con más posibilidades para ser el referente de la formación es el actual coordinador de Anova y viceportavoz de En Marea en el Parlamento gallego, Antón Sánchez, que encabezará la lista oficial que se presente, de no conseguirse finalmente una de consenso.

Anova celebra su III Asamblea con 350 afiliados menos que en la...
Comentarios