Arranca el juicio por el crimen de los mellizos del barrio de Monte Alto

La Audiencia Provincial de A Coruña ha iniciado el juicio por el asesinato de dos mellizos de 10 años en agosto de 2011 del que se confesó autor su padrastro, Javier Estrada, para el que la acusación particular demanda una pena de 20 años por cada una de las muertes.

Ante la sede judicial y antes de que se iniciase la sesión, Joaquín de la Vega, el abogado del padre biológico Adrián y Alejandro, las víctimas, Pablo Bergantiños, señaló que "lo que se enjuicia es la posición de garante de la madre, Mar Longueira, y no la pena a imponer a Javier Estrada", autor confeso.

De la Vega apuntó en declaraciones a los informadores que su cliente está a tratamiento psiquiátrico desde finales de 2011 y su situación es "muy complicada y difícil". Agregó que el padre biológico no reclama ningún tipo de indemnización, que nadie lo ha llamado a declarar, ni en la instrucción, ni en la vista oral, y que no ha comparecido, ni lo va a hacer como testigo, "sino como perjudicado y acusación particular, como padre que reclama Justicia". Esta acusación demanda para Estrada 20 anos por cada uno de los asesinatos y, para la madre, la condena por 4 delitos de malos tratos, que no concretó.

Fuentes de la investigación explicaron que en el informe de la policía se recogió la escena con que se encontraron los agentes, con los dos hermanos de 10 años en un charco de sangre y con cardenales y contusiones en sus cuerpos que los dejaron desfigurados. Los hechos tuvieron lugar el 21 de agosto de 2011 en el tercer piso de un edificio de la calle Andrés Antelo, en el barrio coruñés de Monte Alto.

Además de la acusación que ejerce el padre biológico de los niños y la del Ministerio Fiscal, en la causa concurre también una acusación popular, de la mano de la Asociación Clara Campoamor.

Comentarios