martes. 10.12.2019 |
El tiempo
martes. 10.12.2019
El tiempo

Autoridades políticas y vecinos de A Merca rinden homenaje a Blanco

Alberto Núñez Feijóo, en el homenaje en A Merca
Alberto Núñez Feijóo, en el homenaje en A Merca

Autoridades políticas y vecinos de la pequeña parroquia de Faramontaos, en A Merca (Ourense), han rendido este jueves un sentido homenaje a Miguel Ángel Blanco, el edil de Ermua asesinado por Eta, cuando se conmemoran 20 años del brutal asesinato. Este acto ha contado con la asistencia del presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, quien ha participado en la ofrenda floral en la tumba de Miguel Ángel Blanco. Se trata de la segunda vez que el titular del Ejecutivo acude a esta parroquia, donde residen todavía familiares por parte materna.

Previamente, estuvo en 2009, acompañando al entonces líder del PP vasco, Antonio Basagoiti, así como a los padres y la hermana de Miguel Ángel Blanco, durante el acto de homenaje al joven edil asesinado por Eta. Aunque nacido en Ermua, Blanco pasaba temporadas veraniegas en este municipio orensano. Por ello, amigos y vecinos acompañaron a los familiares durante todo el acto de homenaje.

Antes de participar en la ofrenda floral, un tío del concejal vasco, Aurelio Garrido -encargado de cuidar el panteón familiar ahora que sus padres no pueden desplazarse-, ha manifestado, visiblemente emocionado, su "gran alegría" por los actos de homenaje que se han sucedido estos días cuando se conmemoran 20 años de su muerte. "Por lo menos, ha valido de algo la muerte de Miguel Ángel Blanco porque el País Vasco está liberado y no podía seguir así", ha apuntado Garrido Cid, quien ha defendido que se siga rindiendo homenaje "a todas las víctimas", en alusión a la polémica surgida en el ayuntamiento de Madrid, que inicialmente optó por no hacer un homenaje al concejal.

Para este familiar este tipo de actos "no deben caer en el olvido" y ha destacado el trabajo de Blanco para lograr la paz en el País Vasco. Otra de las que no ha querido perderse este acto ha sido la expresidenta y exportavoz del PP en Ermua, Ana Crespo y concejala que afilió a Miguel Ángel Blanco en las filas del PP, quien ha participado en la ofrenda floral en homenaje a Miguel Ángel Blanco, "mi compañero" durante la etapa en Ermua.

En un breve repaso por lo ocurrido entonces, Crespo, con un hilo de voz, ha recordado en el pueblo de su madre, a 600 kilómetros de Ermua, donde su tumba había sufrido en varias ocasiones actos vandálicos, lo que para todos fueron "días tristes y amargos". A pesar de haber transcurrido 20 años, ha considerado necesario "recordar" estas muertes a manos de la banda terrorista Eta. "Es necesario recordarlo para que las generaciones que vengan detrás sepan lo que pasó y que esto no quede en el olvido y no vuelva a suceder", ha comentado Crespo, quien ha abogado porque esto no caiga en el olvido "para que no vuelva a suceder".

Para Crespo, Miguel Ángel Blanco significa "un símbolo de la libertad" que se vio reflejado en el "Espíritu de Ermua". "Tras el asesinato la gente se echó a la calle y dio un paso adelante y fue el principio y fin de Eta", ha zanjado. Este acto se suma al que se celebró este viernes en el municipio orensano de Xunqueira de Espadañedo, donde residen familiares paternos de Miguel Ángel Blanco, y que consistió en la lectura de un manifiesto de rechazo al terrorismo y a la violencia y una ofrenda floral junto al 'monumento a la libertad", erigido en su honor.

Durante el acto de A Merca, Feijóo ha trasladado su pésame por lo ocurrido y ha invitado a los familiares a asistir el día 24 julio a la entrega de la Medalla de Oro de Galicia, que ha sido concedida este año a Miguel Ángel Blanco. Hijo de gallegos y una figura cuyos restos descansan en la localidad orensana de A Merca, Miguel Ángel inició su andadura política con 27 años y fue concejal en su localidad natal, decisión que lo puso en el foco de ETA. En julio de 1997 fue secuestrado y asesinado por la banda terrorista.

Autoridades políticas y vecinos de A Merca rinden homenaje a Blanco
Comentarios