jueves. 09.12.2021 |
El tiempo
jueves. 09.12.2021
El tiempo

El Concello de Barro ahorrará la expropiación del Pazo al reunir a la Junta de Compensación

Edificio Adelfa, un inmueble de VPA cuyos dueños tendrían que asumir el 13% del sobrecoste de la expropiación
Edificio Adelfa, un inmueble de VPA cuyos dueños tendrían que asumir el 13% del sobrecoste de la expropiación
El Sareb, que se hizo con el 80% del suelo, tendrá que asumir la mayor parte de la deuda

El Concello de Barro ha encontrado la solución legal al problema generado por la aparición de una sentencia que le obligaba a asumir el pago de una cuantiosa expropiación realizada en pleno boom inmobiliario en San Antoniño. El alcalde de este municipio, el nacionalista Xosé Manuel Fernández Abraldes, compareció este martes para explicar que no habrá que abonar los más de 250.000 euros que componían la deuda con el propietario del Pazo da Crega, que en su día recurrió el justiprecio de una expropiación realizada por el Concello a instancias de una Junta de Compensación.

La reclamación del dueño originario del suelo, sobre el que se realizó parte de la explanada central de A Crega y la restauración del Pazo, no llegó a su última instancia hasta hace unos meses, cuando el Tribunal Supremo dictaminó un fallo demoledor en el que se afirma que el Concello, como ejecutor de la expropiación, tiene que asumir el pago de la diferencia del justiprecio, toda vez que la empresa promotora de la misma entró en situación de concurso de acreedores y posteriormente quebró. "O Concello primeiro recurriu na vía xudicial presentando un recurso de casación -que foi rexeitado- e un recurso ante o Tribunal Constitucional, que seguirá adiante porque, como se explicou, este asunto de que o Concello teña que pagar tras ser parte obrigada na expropiación, pode sentar xurisprudencia e afectarlle a moitos outros", explicó el alcalde.

Además de esas medidas, el Concello inició una investigación sobre la propiedad de todo el ámbito incluido en la expropiación. Así, aunque Vivendas Caselas, la promotora, ha desaparecido, todas las parcelas urbanizables están en manos de entidades, empresas o particulares. Eso permite que esas entidades tomen parte en la Junta de Compensación y esta, que se consideraba extinguida, se reconstituya. Una vez que se determina que existe dicha Junta de Compensación, es esta entidad y no el Concello la que debe asumir la deuda de más de 250.000 euros.

¿Y quién constituye la Junta de Compensación en actualidad? El Sareb, conocido como ‘Banco malo’, se quedó con el 80% de los activos de la empresa en la zona, por lo que es la principal entidad que forma parte de la misma. Otro porcentaje muy elevado, un 13%, pertenece a los propietarios de pisos del Edificio Adelfa, único construido dentro del ámbito de actuación de la expropiación. Y otro de los integrantes será el Concello, porque, en su día, en ejecución de una deuda de la misma empresa, recibió un solar dentro del ámbito de actuación. "Polo que respecta ao Concello, agora si pode afrontar a débeda, que non será moi elevada, toda vez que se reasignen as cargas", añadió el alcalde.

El regidor lamentó la situación que se genera "para os donos do edificio, que tampouco parecen ter culpa de nada, pero espero que poidan atopar tamén unha solución legal para este problema".

El Concello de Barro ahorrará la expropiación del Pazo al reunir a...
Comentarios
ç