martes. 12.11.2019 |
El tiempo
martes. 12.11.2019
El tiempo

Cae una banda que usaba armas y placas de policías para robar a otros narcos

Ocho personas resultaron detenidas durante los registros practicados en Ponteareas, en las localidades valencianas de Paterna y Turís y en Carrascosa del Haro (Cuenca)

Once personas han sido detenidas en el marco de una operación contra el tráfico de drogas desarrollada en las provincias de Valencia, Cuenca y Pontevedra, la mayoría de ellas miembros de un grupo que robaba a otros narcotraficantes, usando armas de fuego y réplicas de placas de identificación policial.

El delegado del Gobierno en la Comunitat Valenciana, Juan Carlos Moragues, ha informado este lunes en un encuentro con periodistas en Alicante de esta operación llevada a cabo conjuntamente por la Policía Nacional y la Guardia Civil, junto al servicio de Vigilancia Aduanera.

En el operativo se han practicado también cinco registros domiciliarios y se han intervenido 150.000 euros en efectivo, aparte de libras esterlinas, numerosa munición, cinco pistolas del calibre 9 mm, una carabina del calibre 22, una escopeta recortada, diez vehículos de alta gama, una motocicleta, placas de identificación de Policía Nacional y Guardia Civil, y ropa de camuflaje.

Igualmente, los agentes se han incautado de 25 kilos de hachís y un kilo y medio de cocaína, entre otras sustancias estupefacientes, además de haber desmantelado un cultivo hidropónico de marihuana.

Las detenciones y los registros se han realizado en una zona rural de Valencia -donde se halló un zulo con tres pistolas, gran cantidad munición y varias réplicas de placas de identificación de Policía Nacional y Guardia Civil-, en las localidades valencianas de Paterna y Turís, en Carrascosa del Haro (Cuenca) y Ponteareas.

Uno de los arrestados disparó a los agentes de la Guardia Civil desde el interior de su vivienda -un chalé ubicado en Turís- cuando se disponían a acceder al domicilio para efectuar un registro y proceder a su detención, alcanzado a uno de ellos en una pierna con un proyectil y a otros dos con esquirlas de otras balas.

Según un comunicado del Ministerio del Interior, los tres agentes tuvieron que ser trasladados y asistidos a un centro sanitario.

Los once detenidos han pasado a disposición del Juzgado de Instrucción número 3 de Villajoyosa (Alicante), que "lleva esta operación" y que "ha decretado el ingreso en prisión de cinco de ellos", según ha señalado el delegado del Gobierno.

Tres de los detenidos tenían en vigor reclamaciones judiciales de la Audiencia Nacional por narcotráfico.

Además, el cabecilla de la organización disponía en una vivienda de Pontevedra de un completo zoo privado con especies exóticas.

Águilas, halcones, búhos reales, guacamayos e, incluso, una serpiente pitón eran algunos de los animales protegidos adquiridos por la organización.

Moragues ha afirmado que la banda desarticulada era "muy violenta" y "peligrosa", se caracterizaba también por su gran movilidad y se dedicaba al tráfico de drogas y a asaltar a otros narcotraficantes para robarles las sustancias estupefacientes, el dinero, las armas y la munición. Una vez que se apoderaban de la droga la vendían.

Además, sus integrantes contaban con dispositivos GPS y cambiaban cada día las tarjetas de telefonía móvil que empleaban, ha añadido.

Ha explicado que la operación deriva de una investigación de "muchos meses" y es fruto de una coordinación de los cuerpos policiales en diferentes puntos del territorio nacional, aunque se investiga el número de "golpes" que cometió la organización.

"Este tipo de bandas no entiende del límites provinciales y opera continuamente ya no solo en territorio nacional, sino también en otros puntos fuera de nuestras fronteras", ha indicado.

El delegado del Gobierno en la Comunitat ha resaltado la "eficacia con la que actúan" las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado y les ha agradecido el trabajo que desempeñan.

Cae una banda que usaba armas y placas de policías para robar a...
Comentarios