Caldas gastó 61.000 euros en las pozas antes de contar con los permisos

La finca de A Tafona, inundada la semana pasada. rafa fariña
photo_camera La finca de A Tafona, inundada la semana pasada. rafa fariña

CALDAS DE REIS. Nueva polémica en el capítulo de las pozas de A Tafona, uno que el portavoz de ICdR, Fernando Pérez, califica de «surrealista».

El concejal independiente preguntó en el Pleno del pasado viernes cómo es posible que el Gobierno local hubiese gastado ya 61.014,94 euros con fecha del 11 de diciembre de 2013 en materiales para las pozas «con todos os informes negativos de técnicos municipais e sen ter as autorizacións preceptivas das administracións, entre outras Augas de Galicia», cuando el período de exposición pública del proyecto todavía concluyó el pasado miércoles.

Pérez recordó que el alcalde, Juan Manuel Rey, pidió «unilateralmente» unha subvención a Agader «sen ter o anteproxecto. Concedeuse en marzo e en agosto acabouse de redactar o proxecto. Mandouse a Augas de Galicia e a obra tiña que estar executada o 30 de setembro. A día de hoxe aínda non se sabe como vai ser a obra e houbo que devolver a subvención pola incapacidade do alcalde».

Fue entonces cuando Rey anunció que los trabajos se harían con fondos propios y que la subvención se volvería a pedir.

Después de rescindir el contrato a la primera adjudicataria, la Deputación asignó la segunda fase a otra empresa. «Trasladouse aquí e tivo que marchar porque faltan os permisos», afirmó Pérez.

El edil recordó que el Concello había solicitado a la Deputación un anticipo de unos 61.000 euros para ampliar la escuela infantil municipal, «pero decidiu destinalos ás pozas». Asimismo, afirma que la Deputación «mandou en decembro unha carta ao Concello dicindo que eses cartos tiñan que estar gastados antes do 31 de decembro ou se perdían. A correr gastaron os 61.000 euros».

Estudios geotécnicos

En el Pleno el edil preguntó que si los materiales están comprados y pagados y dónde se encuentran para poder inventariarlos. «Quero ir a velos. Non contestou porque non os hai, pero están comprados e pagados», afirmó, además de dudar de si se eligió la mejor oferta. De hecho, el PP criticó que solo uno de los diez proveedores que facturaron al Concello materiales para las pozas es de Caldas.

De esta forma, Pérez concluye que el Concello compró el material y las empresas lo facturaron para no perder la subvención pero que todavía no lo sirvieron. «Imaxino que cando se poidan empezar as obras, se é que se pode, o Concello pedirá o material. Pero imaxina que nese tempo unha desas empresas quebra». Además recordó que el plazo para presentar alegaciones en Aguas de Galicia acaba de expirar y que aún no se sabe si se va autorizar la obra. De hecho, se presentaron al menos dos pliegos de alegaciones, las de Anova Umia y el Balneario Davila.

El edil afirma que se facturaron una depuradora de agua de rayos ultravioletas, bombas, sistema eléctrico, la tubería para conducir el agua desde el lavadero hasta A Tafona que impide que el agua pierda temperatura en este trayecto, una cascada Bali, un cañón de agua, estructura metálica para el cerramiento de la zona donde va la maquinaria y madera para cerrar el recinto de las pozas.

Por otra parte, el portavoz de ICdR también preguntó el porqué de dos estudios geotécnicos en A Tafona. Se pagaron dos, uno a Consultoría Geología Geotécnica, valorado en 718 euros y otro a Proyecta (1.028 euros), por lo que sospecha que este segundo es «unha indemnización encuberta” por haberle rescindido el contrato, porque la cantidad es «parecida» a lo que pedía la empresa como indemnización. «Este proxecto é unha chapuza con maiúsculas e mira que leva feito unhas cantas», le espetó a Rey.

Comentarios