lunes. 23.09.2019 |
El tiempo
lunes. 23.09.2019
El tiempo

Caminos de vivos y muertos en Cuntis

El 'puente de Olimpio', construido con perpiaños, es uno de los elementos arquitectónicos más llamativos que figuran en el itinerario
El 'puente de Olimpio', construido con perpiaños, es uno de los elementos arquitectónicos más llamativos que figuran en el itinerario
Un centenar de personas participan en una caminata organizada por el Concello de Cuntis para dar a conocer la etnografía y los parajes de las orillas de los ríos Gallo y Umia

La iniciativa puesta en marcha por la Concellería de Cultura e Patrimomio para acondicionar diversos itinerarios del municipio recibió una buena nota en su primera prueba, porque la convocatoria para participar en un paseo, realizada sin demasiada difusión, fue respondida por cerca de un centenar de personas, que acudieron a la actividad celebrada en Cuntis el día 12. 

La mejor prueba de que la valoración fue positiva es que el recorrido inicial, que iba a ser de ocho kilómetros, se prolongó hasta 11,5. Otro aspecto que destaca el técnico de Cultura, Manuel Martínez, es la procedencia, ya que acudieron caminantes de varios municipios, incluidos los de Marín y Pontevedra, y junto a deportistas experimentados caminaron ancianos y niños.

Después de salir de la Praza das Árbores, se dirigieron a los Pasos de Meira y subieron hasta A Roza, para cruzar el puente y enfilar por el Camiño dos Mortos, denominado así porque era usado por los vecinos de Xinzo y Louriña para llevar a los difuntos al cementerio cuando no era posible hacerlo en un automóvil. El 'puente de Nieto' fue muy fotografiado, al igual que los dos molinos situados en este entorno, cuyas techumbres y puertas están pendientes de acondicionamiento.

Con el río Gallo a un lado, la excursión siguió hasta el punto donde se encuentra su desembocadura en el Umia, en el cruce conocido por A Ponte do Pego, donde la profundidad del agua es notable. Muy cerca se encuentra Ponte Taboaba, un lugar usado en tiempos pasados por los peregrinos y caminantes que está situado en el municipio de Moraña.

Los participantes en esta experiencia pudieron observar en este entorno los vestigios de la industria de la madera que estuvo activa hasta la década de los 70 del siglo pasado, con ejemplos como el aserradero de Francisco Novo, y un poco más adelante pisaron A Balsa, un lugar al que acudían los vecinos buscando la arena, blanca y fina, para construir sus casas, que transportaban en carros tirados por vacas.

Otro aserradero que pudieron contemplar es el de Francisco Silva, que contaba con una vagoneta para transportar la madera, cuyo puente de metal se llevó una riada. Además de maderero, su propietario también era un arriero que iba a buscar el vino a O Ribeiro.

Cerca de Xinxo se encuentran otros dos molinos, en un paraje denominado As Abellas, en el que en otro tiempo abundaban las colmenas. Después de cruzar A Ponte de Olimpio, observaron los molinos de Campañó, edificados en una zona escarpada. Con Manuel Martínez realizando la labor de guía, los excursionistas enfilaron por el Camiño dos Vivos, que utilizaba el vecindario de Xinxo y Louriña para ir a misa, antes de iniciar el retorno siguiendo caminos trazados en el monte.

Caminos de vivos y muertos en Cuntis
Comentarios