viernes. 13.12.2019 |
El tiempo
viernes. 13.12.2019
El tiempo

El cannabidiol normaliza su presencia en los hogares de EEUU y Europa

Aceite CBD
Aceite CBD

Es una de las pruebas de fuego que confirman la excelente acogida de este derivado legal de la marihuana. Si ha conseguido calar y expandirse entre una población que siempre ha mostrado su tendencia al puritanismo en estos asuntos, es más que razonable buscar la explicación en la eficacia que ha demostrado el CBD. Porque no estamos hablando de su consumo en California y otros estados de los considerados progresistas. El uso del aceite CBD y otras variantes de este producto es una realidad entre la población de la llamada américa profunda. Comprobar su valor terapéutico es sencillo, en páginas como la tienda de Cáñamo CBD Justbob.es está al alcance de todo el mundo.

Más que una moda, el hecho de que tanta gente, de perfiles tan diversos, se apunte al consumo del aceite CBD tiene una motivación más evidente. Quienes lo prueban encuentran solución al problema que querían atajar. A esta afirmación hay que añadir otra igual de determinante: el cannabidiol es muy versátil, tiene múltiples aplicaciones.Y, claro, siempre conviene recordar que el aceite de CBD no tiene absolutamente ningún efecto psicoactivo en nuestro cerebro. No es una sustancia psicotrópica. Por lo tanto, quienes se deciden a probarlo saben que no hay secuelas negativas y, por supuesto, ni el más mínimo riesgo de dependencia. ¡Salvo la que es consecuencia de la mejoría que notan!

De Nevada a Missouri, el CBD un componente más de las despensas americanas

Es impresionante ver cómo han incorporado los estadounidenses a su rutina el aceite de CBD u otras presentaciones de esta sustancia. En sus hogares y en sus conversaciones está presente este asunto con la máxima naturalidad. Es normal que padres y madres que esperan a sus hijos en la puerta de colegios y escuelas compartan consejos sobre la forma en la que toman el CBD y, sobre todo, lo bien que les ha funcionado. Para dolores de huesos y cabeza, molestias en las articulaciones y malestar general. Conviene recordar que hay un porcentaje elevado de personas que declaran padecer distintas formas de dolor crónico que se tratan con los analgésicos convencionales no siempre con los resultados esperados. Para ellos, el aceite de CBD abre una vía a la esperanza, a recuperar su bienestar físico y emocional. En resumen, ha volver a llevar una vida satisfactoria y activa.

Existe un variopinto grupo de amas de casa, jubilados, treintañeros con profesiones que implican una dura actividad física o jóvenes aficionados al deporte que se declaran consumidores de cannabidiol por lo que les ayuda con su fibromialgia, artritis o simplemente para evitar dolores musculares o las molestas agujetas. El gesto de ponerse en la lengua una o dos gotas de aceite de CBD por la mañana en ese momento del desayuno, tan representativo e importante en todos los hogares norteamericanos, se ha convertido en algo tan común como servirse una enorme taza de humeante café o llenar el bol de cereales y leche.

Otro colectivo defensor incondicional de los beneficios del CBD es el formado por los insomnes, ese creciente porcentaje de la población que padece problemas de sueño. Es una de las patologías que más preocupación despierta entre los profesionales de la salud mental, por las secuelas que supone para el correcto funcionamiento de nuestra mente. Pero, sin llegar tan lejos, la dificultad para dormir es muy invalidante para quienes la sufren.

Afrontar cada noche con la frustrante sensación de que no hay forma de cerrar los ojos, que no llega ese deseado sueño reparador es una batalla diaria que se vive en muchos hogares de las sociedades occidentales. Para todos ellos, la idea de disponer de una sustancia verdaderamente eficaz, que les permita disfrutar de un sueño reparador, es la mejor noticia que pueden recibir. El aceite de CBD es la respuesta a sus deseos más profundos. Porque, además, se trata de un remedio inocuo, que no les genera esa temida dependencia de los relajantes y calmantes tradicionales.

Europa también se apunta al consumo del CBD

Es lógico pensar que si el aceite de CBD ha conquistado una sociedad más cerrada y convencional como la estadounidense, su generalización entre los europeos haya sido aún más sencilla. Desde luego, lo que podemos contrastar es que las tiendas físicas y online especializadas en los productos derivados de la marihuana legal son una realidad en aumento. Y España es uno de los países que lideran este movimiento, sobre todo, por el cuidado que se tiene en obtener CBD de la máxima calidad. Sólo hay que pensar en las excepcionales condiciones climáticas que se dan en nuestro país para los cultivos de marihuana legal. Sol y temperaturas cálidas desde luego no faltan.

Los datos que confirman su eficacia siguen aumentando, igual que las experiencias positivas de quienes lo han probado. Si añadimos la alta calidad alcanzada por el aceite CBD, no hay duda de que su consumo seguirá creciendo.

El cannabidiol normaliza su presencia en los hogares de EEUU y Europa
Comentarios