viernes. 03.07.2020 |
El tiempo
viernes. 03.07.2020
El tiempo

Vilagarcía practica respuestas ante una catástrofe de contaminación marítima

Un momento de la reunión de ayer en el Concello.
Un momento de la reunión de ayer en el Concello.

Un buque mercante sufre una avería en sus máquinas, cuando se encuentra en la ría de Arousa, y embarranca en las proximidades de Ribeira (A Coruña). Como consecuencia de este suceso se produce un vertido de 500 toneladas de fuel-oil pesado en el mar, que alcanza la costa en la playa de Compostela, en Vilagarcía. El operativo puesto en marcha a raíz del siniestro tiene como finalidad impedir que la mancha de hidrocarburo inunde los parques de marisqueo y el entorno de la isla de Cortegada, en Carril.

Tres administraciones, el Gobierno central, la Xunta de Galicia y el Concello de Vilagarcía, movilizaron hoy a un centenar de personas para participar en unas operaciones que comenzaron a las 7.30 horas en el lugar donde tuvo lugar el supuesto accidente marítimo, mientras que en la costa no se iniciaron hasta las 10.00 horas en la playa de Compostela.

Las labores realizadas se centralizaron en dos puntos, el barco y la playa. De la reparación de la avería, para tratar de minimizar el derrame de combustible, se encargaron los medios de la Consellería de Medio Rural e do Mar, mientras que el despliegue de barreras corrió a cargo del Ministerio de Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente (Magrama), que contó con la colaboración de la Sociedad de Salvamento y Seguridad Marítima (Sasemar) y la Agencia Europea de Seguridad Marítima (Emsa), para organizar el simulacro.

Hospital

La participación del Concello de Vilagarcía fue protagonizada por los miembros de la agrupación de voluntarios de Protección Civil, que se encargaron de recoger el hidrocarburo en la playa de Compostela y transportarlo hasta unos camiones, además de instalar un hospital de campaña en el arenal.

En el puerto de Vilaxoán, la conselleira de Medio Rural e do Mar, Rosa Quintana, dijo que este tipo de ejercicios «permiten mellorar a axilidade e eficacia na resposta ante calquera tipo de catástrofe de contaminación mariña, poñendo en práctica e sacando o máximo partido aos medios humanos e materiais».

Acompañado por el alcalde de Vilagarcía, Tomás Fole, el director general de Sostenibilidad de la Costa y del Mar del Magrama, Pablo Saavedra, subrayó, poco antes de que finalizase el ejercicio, la importancia de realizar simulacros para comprobar el funcionamiento de los medios disponibles y los tiempos de respuesta.

El despliegue de personal vestido con fundas de color blanco en la playa, el ir y venir de embarcaciones en la ría y el vuelo de un helicóptero no interrumpieron el descanso de las personas que tomaban el sol en la playa de Compostela.

Itziar Martínez, del Magrama, explicó que derramaron cortezas de eucalipto, naranjas y palomitas de maíz en el mar porque su comportamiento es similar al de los hidrocarburos. También puntualizó que las naranjas son recogidas de nuevo y que de las palomitas se encargan las gaviotas.

Vilagarcía practica respuestas ante una catástrofe de contaminación...
Comentarios