martes. 17.09.2019 |
El tiempo
martes. 17.09.2019
El tiempo

Celta y Depor, dos caras distintas del fútbol gallego

Aspas, durante un partido
Aspas, durante un partido

La temporada de Primera División 2019-20 echará en falta el derby gallego. Después de que el Deportivo La Coruña no consiguiera ascender a la categoría más alta del fútbol español, sólo el Celta de Vigo se ha quedado como representante del fútbol de Galicia en Primera. 

El equipo vigués, que el año pasado sufrió mucho en la segunda vuelta debido a la lesión de su capitán y hombre símbolo Iago Aspas, se perfila este año como uno de los conjuntos que más podría sorprender, debido sobre todo a su mercado de fichajes. 

El conjunto entrenado por Fran Escribá, que se ha ganado una renovación y la confianza de la directiva tras haber conseguido la permanencia de forma agónica en la temporada pasada, se ha reforzado con una serie de elementos de primer nivel. Además de una serie de jugadores que han vuelto de los préstamos a otros equipos, el Celta ha podido ampliar su plantilla con dos futbolistas de valor seguro: Denis Suárez y Santi Mina. El primer, un centrocampista con habilidad en la posesión y con la experiencia europea requerida para empujar al Celta más arriba, viene del Arsenal, en el que no consiguió encontrar la titularidad, y buscará en Balaídos la confianza que tuvo antes en el Villarreal, donde llevaba la batuta del equipo.

Por lo que concierne Mina, estamos hablando de un delantero curtido y rápido que podría congeniar mucho con Aspas en una delantera rápida y mòvil. Con este ataque Escribá tratará de no dar puntos de referencias a los defensas rivales, apostando por unas llegadas directas y las asociaciones entre estos dos jugadores. En esta sesión de mercado, además, el equipo vigués ha podido contar con otros dos refuerzos importantes, como por ejemplo el del centrocampista central Pape Cheikh y el del defensa Joseph Aidoo, dos hombres de músculo y solidez que podrán ayudar mucho a Escribá a formar un once inicial de calidad. 

Si bien el Celta no resulta como uno de los favoritos a ocupar las zonas altas de la tabla según las cuotas de Bwin para este inicio de temporada de La Liga, está claro que después de haber hecho sendas incorporaciones el equipo de Vigo podrá cuajar una campaña importante y mucho mejor que la del año anterior.

Por un Celta que apunta muy alto, está un Deportivo que no ha conseguido todavía despertar de la pesadilla vivida en junio, cuando perdió con el Real Mallorca la última eliminatoria para subir a Primera División y volver a encontrar entonces el escenario al que históricamente le pertenece. El lateral David Simón, sin embargo, ha expresado su confianza de cara al principio de la próxima temporada en Segunda División: “Tanto a nivel de partidos como de entrenamientos hemos ido de menos a más, ya se ven jugadores con mucha más chispa e intensidad y creo que llegamos perfectos al inicio de Liga". En Riazor buscan encontrar cuanto antes la revancha del año pasado, aunque todavía están muy lejos de Balaídos.
 

Celta y Depor, dos caras distintas del fútbol gallego