Martes. 21.08.2018 |
El tiempo
Martes. 21.08.2018
El tiempo

El comercio espera salvar la temporada durante el periodo de rebajas

Un comercio en rebajas. SARA MOLDES
Un comercio en rebajas. SARA MOLDES

La ropa de verano apenas se ha vendido estas semanas, por lo que deberá liquidarse a precio de saldo

Los comerciantes de Pontevedra se verán abocados a vender "para hacer caja frente a la posibilidad de obtener beneficios" durante el periodo de rebajas que comienza en poco más de 15 días, explica Miguel Lago, presidente del CCU Zona Monumental. La lluvia de este principio del mes de junio ha hecho que haya sido un inicio de temporada malo. "Es en esta época cuando los márgenes de beneficio de los productos son mucho mayores y, al no venderse ropa de verano, esto redundará en el resultado de las empresas".

Así, en el caso de la moda, las únicas personas que han comprado prendas de la temporada estival son aquellas que se han ido de viaje fuera y las ventas "entre la gente que está en Pontevedra se han retrasado. ¿En cuánto? Es imposible de cuantificar, pero en un alto porcentaje". Lago muestra su preocupación al pensar que pueda suceder lo mismo que a finales del pasado año con la ropa de invierno. "Después de un noviembre maravilloso el frío vino en plena época de rebajas. Ahora seguro que el calor llegará en julio, con la ropa a precio de saldo y en liquidación. Al final lo que importa es soltar producto".

La hostelería también ha visto sus ganancias reducidas debido a las inclemencias meteorológicas. "La facturación baja cuando llueve, porque la gente no sale tanto a pasear por la calle", asegura Victor Pampín, presidente de la Asociación de Hosteleros de Pontevedra (Hoempo). Es difícil cuantificar el daño económico porque todos los locales se han visto afectados, aunque a quienes más perjudica "es a aquellos que viven de las terrazas".

El comercio espera salvar la temporada durante el periodo de rebajas