viernes. 21.01.2022 |
El tiempo
viernes. 21.01.2022
El tiempo

Continúa el debate sobre la regulación en las redes sociales entre amenazas contra el PSOE y PP extremeño

El diputado y exministro del Interior socialista Antonio Camacho ha considerado hoy que no es precisa una reforma legislativa que regule especialmente el comportamiento de los ciudadanos en redes sociales, al entender que ya existen normas legales.

En rueda de prensa, al referirse a la posibilidad apuntada desde el Ministerio del Interior de buscar reformas que perseguiesen la incitación al odio, Camacho ha insistido en que "ya hay normas, no son necesarias nuevas normas".

También ha calificado de "execrable" el asesinato de la presidenta de la Diputación de León, Isabel Carrasco, tras el que surgieron comentarios injuriosos en las redes sociales, "porque detrás hay una vida humana".

También ha afirmado que "no tiene sentido restringir la libertad de expresión, existiendo mecanismos actualmente, porque el PP aprovecha las reformas para lesionar los derechos de los ciudadanos, el ministro quiere que los ciudadanos se queden en casa y, a ser posible, alabando al PP y eso no es democracia".


AMENAZAS

Mientras tanto, el secretario regional del PSOE, Guillermo Fernández Vara, y el PP extremeño anunciaban que llevarán ante la Policía y la Fiscalía, respectivamente, la publicación en Twitter de amenazas, que en el caso del dirigente socialista le envían "al paredón".

Fernández Vara ha explicado en rueda de prensa que estos mensajes "son algo organizado y no fruto de una mente calenturienta" y ha asegurado que hay gente que está "interesada en cargarse" este nuevo modelo de relación social "porque le dan miedo".

Ha indicado que si no tuviera familia él no lo denunciaría, pero cree que hay que hacer algo para evitar "estas salidas absolutas de tono" y que se acabe con esta red social "que aporta mucha más".

En este sentido, ha dicho que en esta red social se pueden leer "verdaderas barbaridades", poniendo como ejemplo lo ocurrido tras el asesinato de la presidenta de la Diputación de Léon, Isabel Carrasco, y que "las haga quien las haga, son igualmente condenables".

"Hay que terminar con la sensación de que no pasa nada", ha dicho Fernández Vara, que ha abogado por poner "unas normas mínimas" y que el que se las salte que asuma sus responsabilidades y sepa que este tipo de cosas "no salen gratis".

Por su parte, el PP de Extremadura ha anunciado en una nota que llevará a la fiscalía las calumnias y amenazas aparecidas en redes sociales contra su presidente, José Antonio Monago, y miembros del partido tras el debate de la moción de censura por si pudieran ser constitutivos de delito.

Según señala el PP, entre los comentarios figuran algunos referidos a la fiesta que ayer celebró el partido con simpatizantes al finalizar el debate de la moción de censura y en los que se pueden leer "y ahora todos con Monago a hartarnos de whisky y farlopa".

Continúa el debate sobre la regulación en las redes sociales entre...
Comentarios